Descubren en Irak la antigua ciudad de Jalula, donde se enfrentaron sasánidas y musulmanes en 637 d.C.

foto Iraq State Board of Antiquities and Heritage

En un emocionante anuncio, la Autoridad General de Antigüedades y Patrimonio de Irak ha revelado el descubrimiento de los límites y varias estructuras de la antigua ciudad de Jalula, la ciudad que fue testigo de la famosa batalla del mismo nombre hace 1386 años.

El director general de la Dirección de Investigaciones y Excavaciones Arqueológicas, el profesor Ali Obeid Shalgham, señaló que el proceso de exploración continuó durante varios meses a cargo del investigador Ahmed Abdul Jabbar Khamas de la Inspección de Antigüedades y Patrimonio de Diyala.

El objetivo principal de esta iniciativa fue identificar los límites de la antigua ciudad de Jalula, ubicada al norte de la provincia de Diyala, que fue el escenario de la famosa batalla entre musulmanes y persas sasánidas. Cabe destacar que esta antigua ciudad no debe confundirse con la moderna Jalula, fundada en 1958, que se encuentra en la orilla opuesta, cerca del pueblo de Bahiza.

El director general de Investigaciones y Excavaciones también anunció que las operaciones arqueológicas están en curso, y han contribuido al descubrimiento y registro de varias sitios arqueológicos, que representan ciudades, lugares y asentamientos antiguos que forman parte de la rica historia civilizatoria de la región de Mesopotamia.

El estudio asociado con la exploración arqueológica ha demostrado que el nombre Jalula precedió a la famosa batalla entre los persas sasánidas y los musulmanes del Califato Rashidun.

Jalula era un lugar conocido con una gran importancia y una estación estratégica en la ruta hacia Jorasán y la antigua ruta militar. Los sasánidas la eligieron como el lugar más adecuado para establecerse y resistir los avances de los ejércitos islámicos, especialmente después de la caída de Dastagird (Daskara) cerca de Shahban en el año 628 d.C.

Tras derrotar a los persas sasánidas en la batalla, estos resistieron el asedio de la ciudad durante siete meses, hasta que finalmente fue tomada por las tropas del califato.

Este descubrimiento arqueológico no solo arroja luz sobre la rica historia de la región, sino que también ofrece una visión más profunda de los eventos que marcaron la antigua Jalula y su importancia estratégica en el escenario histórico.

La continua investigación y exploración prometen revelar más secretos enterrados en el pasado, proporcionando una conexión tangible con las raíces históricas de esta fascinante región.


Fuentes

State Board of Antiquities & Heritage of Iraq