La Alcudia de Elche, el importante yacimiento arqueológico donde se halló la Dama de Elche en 1897, ha finalizado el mes de septiembre con el cierre de la campaña de excavaciones «Damas y héroes. Tras la Ilici ibérica». Estos trabajos, dirigidos por Alberto Lorrio, catedrático de Prehistoria de la Universidad de Alicante, y Héctor Uroz, profesor de la Universidad de Murcia, tienen como objetivo aportar información sobre las fases ibéricas más antiguas del asentamiento.

Durante este año, las excavaciones se han centrado en la muralla ibérica y en documentar los espacios domésticos vinculados a ella. Se han excavado 28 metros de la muralla y ocho ambientes que corresponden probablemente a cuatro o cinco viviendas.

El estudio de la muralla ha revelado que fue construida con la técnica de cajones macizos, una técnica de origen oriental que en La Alcudia presenta la singularidad de utilizar diferentes materiales en cada uno de los tramos identificados.

foto Universidad de Alicante

Pensamos que la utilización de cajones distintos para construir la muralla tenía como objetivo darle mayor flexibilidad para soportar los movimientos sísmicos de la zona, lo que se evidencia especialmente por la utilización de mampostería y diferentes técnicas de la llamada arquitectura de tierra, como el adobe o el barro amasado, asegura el investigador, quien señala que esta forma de construir da mayor solidez y eso implica su muy buena conservación.

En las viviendas excavadas se han documentado al menos dos episodios de inundaciones y niveles de incendio. Estos hallazgos están permitiendo conocer por primera vez el contexto arqueológico donde se encontró la Dama de Elche y las características del urbanismo ibérico arcaico, de en torno al siglo V a.C.

En la campaña de 2024 se prevé ejecutar la segunda fase de musealización para poner en valor los restos de la muralla y el urbanismo ibérico. También se conservará visible una acequia posterior que muestra la historia agrícola reciente de La Alcudia. De esta forma, el visitante podrá comprender toda la secuencia histórica del yacimiento.

foto Universidad de Alicante

En las excavaciones de este año han participado una veintena de investigadores y estudiantes de las universidades de Alicante y Murcia. Destaca la colaboración de expertos como el catedrático Juan Carlos Cañaveras o el conservador Carlos Ferrer.

El testigo lo tomará ahora el equipo del proyecto Domus-La Alcudia, dirigido por la catedrática Sonia Gutiérrez. Su objetivo es documentar toda la historia del asentamiento, desde sus orígenes ibéricos hasta la época medieval islámica. La campaña de este año se centrará en las fases ibéricas más antiguas, las romanas y visigodas finales, y en acondicionar lo excavado para que se pueda visitar y entender la evolución completa del yacimiento.

La Alcudia de Elche confirma así su gran interés arqueológico para documentar el urbanismo y la forma de vida en la Contestania ibérica y comprender el desarrollo de este enclave a lo largo de la historia, desde hace más de 2.300 años.

La Dama de Elche | foto Carole Raddato en Wikimedia Commons – Flickr


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.