Arqueólogos descubrieron los restos de una imponente puerta de ciudad perteneciente a la Edad de Bronce Temprana, hace unos 5.500 años, en el yacimiento arqueológico de Tel Erani, ubicado cerca de la localidad de Kiryat Gat, en el sur de Israel.

Los expertos señalan que esta es, por el momento, la puerta urbana más antigua jamás descubierta en el país, lo que convierte el hallazgo en un hito histórico en el estudio de la formación de los primeros asentamientos urbanos en el Levante meridional.

Las excavaciones en Tel Erani sacaron a la luz los restos de una monumental entrada flanqueada por dos grandes torres de piedra. La puerta formaba parte de un complejo sistema defensivo compuesto por potentes murallas que rodeaban y protegían el asentamiento, el cual se remonta aproximadamente al año 3300 a.C, en plena Edad de Bronce Temprana.

El lugar del hallazgo | foto Emil Aladjem/Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA)

Lo excepcional del descubrimiento radica en que hasta ahora la puerta urbana más antigua encontrada en Israel era la de Tel Arad, fechada unos 300 años después que la recién exhumada en Tel Erani. Esto obliga a replantear las teorías vigentes sobre los inicios de la vida urbana en la zona, que debió comenzar antes de lo que se pensaba.

De la imponente entrada han podido rescatarse unos 1,5 metros de altura, correspondientes al pasaje en sí, delimitado por grandes bloques de piedra. El portal daba acceso directo al interior de la urbe amurallada y se conectaba con el lienzo de muralla previamente excavado.

Según explican los arqueólogos, la monumentalidad de la construcción denota una sociedad jerarquizada y con capacidad de movilizar una importante mano de obra para erigir semejantes estructuras defensivas. La puerta no solo cumplía una función protectora, sino que simbolizaba el poder del asentamiento.

Excavaciones en el yacimiento | foto Yuli Schwartz/Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA)

Tras documentar y excavar los restos, éstos fueron cubiertos nuevamente para protegerlos de la erosión. El hallazgo obligó a desviar el tendido de una tubería de suministro de agua que estaba previsto que atravesara la zona, para así preservar el patrimonio arqueológico.

El yacimiento de Tel Erani, ubicado estratégicamente en una encrucijada de rutas comerciales antiguas, ha sido objeto de excavaciones desde la década de 1950. Los trabajos previos sacaron a la luz vestigios de ocupación humana desde el Calcolítico hasta épocas históricas como el periodo romano.

Ahora, la monumental puerta descubierta testimonia la relevancia que tuvo este asentamiento en la Edad de Bronce Temprana, momento en que surgen las primeras ciudades amuralladas en el Próximo Oriente. Los arqueólogos confían en que futuras campañas de excavación en Tel Erani ayuden a desvelar más secretos sobre esta fascinante urbe del pasado y sus complejas estructuras defensivas.


Fuentes

Haaretz | The Jerusalem Post


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.