El Mar Caspio, que técnicamente es un lago para impedir el acceso de buques extranjeros, se evapora lentamente

El mar Caspio desde la Estación Espacial Internacional en 2015 / foto Scott Kelly/NASA

El Mar Caspio está considerado el mayor lago del mundo en extensión, con unas dimensiones de 1.210 kilómetros de largo y una anchura de entre 210 y 436. Se le denomina mar porque sus aguas son salobres, con sus orillas compartidas por varios países: Rusia, Azerbaiyán, Irán, Kazajistán y Turkmenistán.

Pero técnicamente es un lago, ya que así se le denominó en el tratado entre el antiguo Imperio Persa y el Imperio Ruso. La razón es que si fuera un mar serían aplicables los tratados internacionales, que obligan a permitir el acceso de buques extranjeros.

El Caspio se ha estado evaporando lentamente durante las últimas dos décadas, debido principalmente al aumento de las temperaturas. Los niveles cayeron casi 7 centímetros por año desde 1996 hasta 2015, y actualmente se encuentran a tan solo 1 metro por encima del mínimo histórico de finales de los años 70.

El Caspio en Google Maps

En un estudio, publicado en Geophysical Research Letters, se expone que la temperatura media anual de la superficie del agua del Caspio aumentó alrededor de 1 grado centígrado entre 1995 y 2015. Ello indicaría que el calentamiento parece ser la causa principal de la caída del nivel, y que seguirá evaporándose conforme el planeta se calienta.

Según Clark Wilson, geofísico de la Escuela Jackson de Geociencias de la Universidad de Texas y coautor del estudio, el Caspio ha experimentado cambios sustanciales en su nivel de agua durante los últimos siglos, pero hasta ahora no se habían podido determinar las causas exactas de estos cambios.

Profundidad del Caspio / foto Jianli Chen/Geophysical Research Letters

El Caspio no solo tiene un gran valor estratégico y geopolítico, sino que además contiene abundantes reservas de petróleo y gas natural, al tiempo que conforma un importante recursos pesquero para los países de su cuenca.

Para realizar el estudio se analizaron las tres principales influencias sobre el nivel del agua: los ríos que desembocan al lago, la precipitación y la evaporación. Combinados estos datos con la información recogida por satélites y los registros históricos de drenaje y precipitación llegaron a la conclusión de que el nivel del Caspio había descendido 1,4 metros entre 1996 y 2015.

Playa de Jezeshahr en el Caspio / foto Sasan Geranmehr en Wikimedia Commons

La evaporación sería responsable de la mitad de esa disminución, mientras que la otra mitad es atribuible a los cambios en el caudal de los ríos. Si el ritmo continúa como hasta ahora, calculan que en 75 años habrá desaparecido buena parte del extremo norte del mar. Esto sería desastroso ya que es en este área donde tienen sus zonas de desove el 90 por ciento de los esturiones del mundo.

La caída de los niveles del mar también afectaría profundamente a la bahía de Kara Bogaz Gol, en el extremo oriental, que tiene menos de 5 metros de profundidad y contiene uno de los mayores depósito naturales de sales marinas del planeta. Esta bahía o golfo, está separada del Caspio por una estrecha barra litoral arenosa, en territorio de Turkmenistán.

Kara Bogaz Gol / foto NASA

Fuentes: American Geophysical Union / Long-term Caspian Sea level change (J.L.Chen et al., Geophysical Research Letters)