Los antiguos inmigrantes a la isla de Cancún fueron tratados igual que los lugareños, según un estudio publicado en la revista de acceso abierto PLOS ONE por Andrea Cucina, de la Universidad Autónoma de Yucatán, México, y sus colegas.

El Postclásico Tardío (1200-1500 d.C.) en las tierras bajas mayas del norte fue un periodo de grandes cambios, incluyendo el desarrollo de muchos asentamientos a lo largo de la costa este de la península de Yucatán, influenciados en parte por la expansión de las rutas comerciales.

Investigaciones anteriores han descubierto que estos asentamientos albergaban a muchos individuos no locales, pero sigue sin estar claro si estas personas eran tratadas como «extranjeros» o si estaban integradas en la sociedad local.

En este estudio, Cucina y sus colegas analizaron los restos de 50 individuos procedentes de dos yacimientos arqueológicos de la isla de Cancún datados en el Postclásico tardío. Investigando las firmas de isótopos de estroncio en los dientes, el equipo determinó que siete de estos individuos parecen haber nacido en otros lugares de las tierras bajas mayas, no en estos yacimientos.

Sin embargo, el examen de los isótopos de carbono (como indicador de la dieta) y la construcción de las tumbas de estos individuos no encontró diferencias significativas entre los locales y los no locales, lo que sugiere que todos fueron tratados de manera similar en términos de los alimentos que comían y la forma en que fueron enterrados.

Estos resultados sugieren que estas personas no locales se habían integrado en la cultura local a pesar de proceder de otras regiones. El hecho de que entre los no autóctonos hubiera adultos y niños sugiere que familias enteras, y no sólo individuos, tenían la costumbre de cambiar de residencia.

Una limitación notable de este estudio es que estas técnicas no pueden detectar a los «inmigrantes de segunda generación», una fuente de información potencialmente valiosa que habrá que investigar con métodos diferentes. Analizar los patrones de movilidad en la Mesoamérica prehispánica es esencial para comprender a fondo las redes culturales de la época.

Los autores añaden: En el periodo Postclásico (1200-1520 d.C.) la costa este de la península de Yucatán en México vio la llegada de gente extranjera, que se suponía, con base en los registros arqueológicos y arquitectónicos, provenía de varios lugares del centro de México. Sin embargo, las investigaciones actuales muestran una migración desde dentro de la región cultural maya (desde lo que hoy es Belice, Petén, Guatemala y otras partes de la península de Yucatán). La migración por motivos económicos, medioambientales, políticos o de parentesco es una parte familiar de la experiencia humana, y el estudio actual documenta el movimiento y la integración en el pasado de individuos, y posiblemente de familias enteras, en nuevas comunidades. Es posible que la gente se haya trasladado por razones similares a las actuales: por consideraciones económicas, ambientales, políticas o de parentesco.


Fuentes

PLOS | Andrea Cucina, Erin Kennedy Thornton, Allan Ortega-Muñoz. Human mobility on Cancun Island during the Late Postclassic: Intra- and inter-site demographic interactions. PLOS ONE, 2023; 18 (10): e0292022 DOI: 10.1371/journal.pone.0292022


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.