Escondida en la tranquila colina del Aventino, en Roma, se encuentra una de las atracciones más curiosas y populares de la ciudad: una simple cerradura. Pero lo que hay más allá de esta cerradura ordinaria es lo que la hace tan extraordinaria.

La cerradura forma parte de la Villa del Priorato di Malta, una de las dos sedes institucionales de la Soberana Orden Militar de Malta. El Priorato tiene una larga historia que se remonta a más de 900 años, aunque la Villa se construyó en el siglo XVII.

Los Caballeros de Malta surgieron durante las Cruzadas como una orden militar de monjes llamada Caballeros Hospitalarios. Su objetivo original era dirigir un hospital en Jerusalén para atender a peregrinos y cruzados. Cuando Jerusalén cayó en manos de las fuerzas islámicas, los Caballeros se trasladaron primero a Rodas y, tras la caída de ésta, acabaron estableciéndose en la isla de Malta en el siglo XVI.

Cuando los Caballeros de Malta establecieron un priorato en Roma, se les concedió su Villa en el Aventino como cuartel general. El lugar era un importante emplazamiento estratégico desde la Edad Media, ocupado por un monasterio benedictino fortificado en el siglo X. Perteneció a los Templarios, y tras su supresión en 1312 pasó a los Caballeros Hospitalarios.

En 1765 Giovanni Battista Piranesi realizó una renovación de la entrada del priorato, la única obra arquitectónica que llevo a cabo el artista. El resultado fue la extraordinaria piazzeta de ambientación rococó, decorada con trofeos de guerra alusivos a las hazañas de los caballeros de Malta, en la cual se abre el portal de entrada a la villa.

Pero lo más famoso de la villa es una sencilla puerta de madera con una cerradura de latón, frente a la que se forman largas colas de turistas. Si llega hasta allí, por ejemplo gracias a un free tour en Roma, y se asoma por ella, verá un espectáculo asombroso: una vista perfecta de la cúpula de la Basílica de San Pedro enmarcada entre los árboles del jardín de la Villa.

Este buco della serratura permite ver tres países a la vez: la Orden de Malta, Italia y la Ciudad del Vaticano. La Villa representa a la Orden de Malta, hogar de los Caballeros, mientras que el resto de Roma, visto a través del ojo de la cerradura, es Italia. Y la cúpula de la Basílica de San Pedro forma parte del Estado independiente de la Ciudad del Vaticano. En un artículo anterior ya explicamos la curiosidad de que la Orden de Malta sea el único estado sin territorio del mundo.

El ojo de la cerradura actúa como una cámara oscura, creando una imagen proyectada de la lejana basílica en la pared interior de la puerta. El efecto es como el de una postal en miniatura de la cúpula de San Pedro.

Pero no es algo fruto de la casualidad, se creó deliberadamente para crear un efecto visual cuando la Villa estaba siendo urbanizada a principios del siglo XVIII bajo el mandato del cardenal Ottoboni. La vista captura dos de los símbolos más importantes del catolicismo en un mismo marco: la iglesia del Papa en la Ciudad del Vaticano y la sede de los Caballeros de Malta.

Durante el día, la cúpula plateada de San Pedro es claramente visible, asomando por encima de las verdes copas de los árboles. Por la noche, la cúpula brilla dorada bajo la iluminación. A medida que cambian las estaciones y el follaje, también lo hace el paisaje que enmarca la cúpula, haciendo que la vista sea continuamente diferente y encantadora.

La mirilla de la puerta ofrece una rara visión de un espacio habitualmente prohibido, cerrado al público desde que los Caballeros de Malta se instalaron en la Villa.

El ojo de la cerradura se ha convertido en una atracción obligada para turistas y aficionados a la fotografía, e incluso se venden postales con la vista. Una puerta ordinaria se convierte en un portal a través del tiempo, el espacio y las fronteras soberanas.


Fuentes

Sovereign Order of Malta (Sitio Oficial) | La Basilica di San Pietro vista dal Buco della Serratura (Ordine di Malta) | Wikipedia


  • Comparte este artículo:

Viajar en Ferry a Ibiza

Ibiza es una de las joyas del archipiélago balear, parte de España en el mar Mediterráneo. Conocida por sus playas de aguas cristalinas, calas escondidas, impresionantes acantilados y paisajes rurales…

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.