Los arqueólogos han descubierto un antiguo pasadizo abovedado, raro y extraordinariamente conservado, en el emplazamiento histórico de Tel Shimron, en el valle de Jezreel (Israel). Esta estructura única, que data de hace unos 4.000 años, de la Edad del Bronce Medio, proporciona información sobre las técnicas de ingeniería y las conexiones entre civilizaciones durante esta época.

Tel Shimron es un montículo arqueológico que se eleva 70 metros sobre el fondo del valle. Durante las excavaciones realizadas en los últimos años, los arqueólogos descubrieron que hacia 1800 a.C., los gobernantes de la acrópolis de Tel Shimron construyeron un imponente monumento en la cima, utilizando ladrillos de barro y arcos con ménsulas de estilo mesopotámico. Esto amplió la cima de la colina 5 metros más.

El monumento ocupa unos 1.200 metros cuadrados, el tamaño de una piscina olímpica. Consta de una torre y un pasadizo abovedado que conduce a la ciudad antigua.

Las escaleras de adobe y el techo abovedado con ménsulas del pasadizo de Tel Shimron, bloqueado por el relleno intencionado de grava y grandes rocas durante la temporada de excavaciones de 2023 en el norte de Israel | foto Eyecon / Autoridad de Antigüedades de Israel

El techo del pasadizo, delicadamente arqueado, se construyó con ménsulas, un método de superposición de ladrillos que se va estrechando hacia la parte superior. Este progresivo escalonamiento de los ladrillos hacia el interior crea una forma estable y arqueada.

Existen estructuras similares de este periodo en ciudades mesopotámicas como Mari y Ur, donde se desarrollaron técnicas avanzadas de albañilería. Sin embargo, éste es el primer pasadizo de ladrillos de adobe con ménsulas que se encuentra intacto en la región meridional del Levante. El pasadizo de Tel Shimron también presenta motivos decorativos, con hileras alternas de ladrillos y franjas de tiza blanca.

Sorprendentemente, todo este logro arquitectónico ha sobrevivido en excelentes condiciones durante casi 4.000 años gracias a que se rellenó con grava poco después de terminarse. Así se protegieron los frágiles adobes del deterioro. La ausencia de desgaste en las escaleras y el suelo del pasadizo indica que apenas se utilizó antes de ser enterrado.

Detalle del rayado decorativo de tiza en los ladrillos salientes de la bóveda de ménsula de Tel Shimron | foto Eyecon / Autoridad de Antigüedades de Israel

Los arqueólogos aún están desentrañando la finalidad de este misterioso monumento, ya que no parece diseñado para la defensa o la comodidad. Su ubicación, tamaño y un artefacto ritual hallado cerca sugieren que pudo tener funciones religiosas ceremoniales. En futuras campañas de excavación se excavarán más partes de la estructura.

Tel Shimron fue un importante centro comercial durante la Edad del Bronce, situado en una encrucijada entre los puertos marítimos del Mediterráneo y las rutas comerciales del interior. Su influencia fue tal que se menciona en textos egipcios antiguos. La ciudad alcanzó su máximo tamaño y poder durante este periodo.

El yacimiento arqueológico ha proporcionado hallazgos de muchas épocas de la historia, que abarcan más de 5.000 años. Cananeos, israelitas, asirios, persas, griegos, romanos y bizantinos ocuparon este lugar de importancia estratégica. Tel Shimron también se menciona varias veces en la Biblia hebrea.

Otra vista del pasadizo | foto Eyecon / Autoridad de Antigüedades de Israel

Las recientes excavaciones han sido dirigidas por arqueólogos de Israel, Alemania y EE.UU. Desde 2017, han descubierto partes de la ciudad cananea fortificada, restos de un asentamiento israelita destruido por los asirios alrededor del año 732 a.C. y un poblado judío de principios de la Era Común, entre otros hallazgos.

El Dr. Dror Ben Yosef, arqueólogo de la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel, destacó la inmensa importancia histórica de Tel Shimron: Una cápsula del tiempo que recoge 5.000 años de fascinante historia en el corazón del valle de Jezreel.

Esta rara ventana a la ingeniería de la Edad del Bronce está arrojando luz sobre un momento decisivo en el que los nuevos métodos de construcción se extendieron entre las grandes civilizaciones de Levante y Mesopotamia. Los responsables de la excavación afirman que esta estructura única merece protección, tanto por sus delicados ladrillos de barro como por lo que puede enseñarnos sobre el pasado de la humanidad.


Fuentes

The Times of Israel | The Jerusalem Post


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.