La misión arqueológica conjunta polaco-estadounidense en Berenice (actual Medinet-el Haras) en la costa del Mar Rojo ha desenterrado con éxito una estatua de un Buda de la época romana durante las excavaciones arqueológicas en el templo de la ciudad.

El Dr. Mustafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, declaró que la misión arqueológica ha estado trabajando en el lugar desde 1994 bajo la supervisión del Consejo Supremo de Antigüedades.

Además, señaló que la temporada de excavaciones actual en el sitio ha visto varias pistas importantes sobre las relaciones comerciales entre Egipto e India durante el período romano.

Excavaciones en Berenice | foto M. Gwiazda/PCMA UW

En este periodo, Egipto se encontraba en una posición central en la ruta comercial que conectaba el Imperio Romano con muchas regiones del mundo antiguo, incluida la India. Había varios puertos en la costa del Mar Rojo en Egipto que participaban en este comercio, siendo el más importante Berenice, donde los barcos llegaban desde la India cargados de productos como pimienta, piedras semipreciosas, tejidos y marfil.

Estas cargas se descargaban y se transportaban en camellos a través del desierto hasta el Nilo. Luego, otros barcos transportaban los bienes a Alejandría y, desde allí, a otras partes del Imperio Romano

Foto Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto

Por su parte, el Dr. Mariusz Jóźwiak, jefe de la misión polaca, explicó que la estatua descubierta está hecha de piedra que posiblemente se extrajo de una región al sur de Estambul o fue tallada localmente en Berenice y asignada al templo por uno o más de los comerciantes ricos de la India. La estatua mide 71 centímetros de altura y representa a Buda de pie, sosteniendo una parte de su ropa en su mano izquierda. Alrededor de su cabeza hay un halo con rayos de sol que simbolizan su mente brillante, así como una flor de loto junto a él.

El Dr. Stephen Sidebotham, jefe de la misión estadounidense, también señaló que la misión logró descubrir una inscripción en sánscrito que data del emperador romano Filipo el Árabe (Marcus Julius Philippus) (244-249 d.C.) durante sus trabajos en el templo. Esta inscripción es la primera evidencia de la presencia de la lengua sánscrita en Egipto durante el período romano.

También se encontraron dos monedas del siglo II del reino indio central de Satavahana.


Fuentes

Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.