El altar prehistórico de Monte d’Accoddi en Cerdeña, una pirámide escalonada mil años más antigua que las de Egipto

Monte D’Accoddi / Foto Cristiano Cani en Wikimedia Commons

En 1954 se descubrió en el noroeste de la isla de Cerdeña, cerca de la localidad de Porto Torres, una curiosa estructura: una enorme plataforma de piedra cuyas partes más antiguas datan de alrededor del 4000-3650 a.C., esto es, anteriores por ejemplo a Stonehenge, y mil años más antiguas aproximadamente que las pirámides de Egipto. No en vano hoy se la califica como el monumento cultual más singular de los primeros años del Mediterráneo occidental.

Vista posterior del monumento / foto Cristiano Cani en Wikimedia Commons

Se desconoce quien pudo construir esa primera estructura, la base de lo que parece ser un altar o una pirámide escalonada, sin que los investigadores se hayan puesto de acuerdo en su función original. Algunos apuntan a la cultura Ozieri, una cultura pre-Nurágica que se desarrolló en Cerdeña a finales del neolítico, pero otros creen que puede ser incluso más antigua.

Esa base tiene unas dimensiones de 27 por 27 metros, con una altura de 5,5 metros, que culmina en una sala rectangular de unos 12,5 por 7,2 metros accesible mediante una rampa, conocida como el Templo Rojo, ya que la mayoría de las superficies están enlucidas y pintadas en ocre, con rastros también de amarillo y negro. Sin embargo no se han encontrado cámaras ni huecos de acceso al interior de la estructura, lo que hace pensar a los expertos que se trataría de una especie de altar. Basándose en que la planta original cuadrada está perfectamente alineada con los puntos cardinales, algunos opinan que pudo tener una función astronómica, de observación.

Detalle de Monte D’Accoddi / foto Gianni Careddu en Wikimedia Commons

Entre éstos últimos, Eugenio Muroni formuló una teoría según la cual la simetría del altar pre-nurágico reproduciría las estrellas de la Cruz del Sur, hoy no visible desde el sitio del Monte d’Accoddi debido a la precesión de los equinoccios, pero que hace 5.000 años era ciertamente visible en el sector sur del cielo sardo.

Esa estructura inicial quizá levantada por la cultura Ozieri quedó abandonada o destruida alrededor del año 3000 a.C. Se han encontrado rastros de fuego en el registro arqueológico. Hacia el año 2800 a.C. los restos de la estructura original estaban completamente cubiertos con una mezcla de capas de tierra y piedra, y sobre ella se colocaron grandes bloques de piedra caliza para establecer la segunda plataforma, truncada por una pirámide escalonada de 36 por 29 metros y unos 10 metros de altura, a la que se puede acceder por medio de una segunda rampa de 41,80 metros de largo, construida sobre la anterior más antigua. Este segundo templo o altar se asemeja a los zigzurats mesopotámicos contemporáneos, y se atribuye a la cultura de Abealzu-Filigosa, ya en el Calcolítico.

Monte D’Accoddi / foto Gianf84 en Wikimedia Commons

Las excavaciones arqueológicas de las capas de este período calcolítico en el yacimiento revelan que el Monte d’Accoddi fue utilizado para el sacrificio de animales, ya que han aparecido grandes acumulaciones de restos de antiguas comidas sagradas y también objetos utilizados durante los ritos propiciatorios, restos de ovejas, vacas y cerdos en proporciones casi iguales. Sería por tanto uno de los primeros lugares de sacrificio conocidos en Europa occidental.

El monumento fue abandonado de nuevo hacia el año 1800 a.C., con el comienzo de la era nurágica de Cerdeña que duraría hasta la conquista romana, aunque siguió sirviendo como lugar de enterramiento ocasional.

Durante la Segunda Guerra Mundial se instalaron en él baterías antiaéreas, dañando considerablemente la estructura superior mediante la creación de zanjas.

Menhir de Monte D’Accoddi / foto Gianni Careddu en Wikimedia Commons

Las excavaciones arqueológicas desde su descubrimiento en 1954 encontraron en el entorno de la estructura otros restos interesantes. Por ejemplo, cerca de la esquina sureste de la plataforma hay un dolmen, mientras que al otro lado de la rampa se levanta un menhir. Además se descubrieron cimientos de varias estructuras más pequeñas, así como piedras talladas de diferentes tamaños y formas, cuyo significado todavía es un misterio para los investigadores.

Una de las piedras talladas / foto Gianni Careddu en Wikimedia Commons

Algunos han querido ver en la estructura de Monte d’Acoddi similitudes con el complejo de los Millares en Almería, y también con los talayots baleares. Otros creen que las similitudes con los zigurats mesopotámicos, que son más o menos de la misma época, se deben a influencias culturales procedentes del Mediterráneo Oriental. Lo que es seguro es que en ningún otro lugar del Mediterráneo se ha encontrado una estructura similar.

El monumento fue reconstruido parcialmente durante la década de 1980 y está abierto al público.

Fuentes: Sardegna Cultura / 203 Travel challenges / L’altare preistorico di Monte D’Accoddi / Monte d’Accoddi and the end of the Neolithic in Sardinia (Italy) / Wikipedia.