Analizan las partículas cósmicas en el interior de la pirámide de Bent

Pirámide de Bent / foto Shutterstock

Un equipo internacional de investigadores comenzará próximamente el análisis de las partículas cósmicas recogidas en el interior de la pirámide de Bent, en Egipto, con el objetivo de encontrar pistas sobre cómo fue construida y al mismo tiempo aprender más sobre esta estructura de 4.600 años de antigüedad.

Mehdi Tayoubi, presidente del Heritage Innovation Preservation Institute, dijo el pasado domingo que las placas insertadas dentro de la pirámide el mes pasado han recogido datos sobre un tipo de partículas radiográficas, llamadas muones, que proceden de la atmósfera terrestre.

Estas partículas atraviesan espacios vacíos, pero pueden ser absorbidas o desviadas por superficies más duras. El estudio de la acumulación de estas partículas en el interior de la pirámide es lo que pude ofrecer información acerca de su construcción, llevada a cabo por el faraón Seneferu.

Hasta ahora no existe una teoría unificada de cómo se construyeron las pirámides. Muchas teorías apuntan a diferentes sistemas, pero ninguna se ha llegado a probar completamente. Por eso, esta nueva tecnología intenta confirmar o descartar todas esas teorías.

La pirámide de Bent en Dahshur, a las afueras de El Cairo, se caracteriza por la pendiente inclinada de sus lados, y se cree que fue el primer intento de los egipcios de construir una pirámide de caras lisas.

El Proyecto Scan Pyramids, que ya en noviembre adelantó el hallazgo de anomalías térmicas en la pirámide de Keops en Giza, usa la tecnología termal combinada con el análisis de los muones para tratar de desentrañar los secretos de la construcción de los antiguos monumentos. La pirámide de Keops será la próxima en ser analizada con este sistema.

Sitio oficial: Scan Pyramids