Las extrañas especies encontradas en una cueva aislada por cinco millones de años

Categories NaturalezaPosted on

Menos de cien personas han visitado alguna vez la Cueva Movile, una caverna descubierta en Rumanía en 1986 y que atesora un mundo perdido, ya que permaneció sellada completamente durante más de 5 millones de años.

Está situada a pocos kilómetros del Mar Negro, en el condado de Constanta, y en su interior hay un ecosistema con elevados niveles de sulfuro de hidrógeno y dióxido de carbono, muy bajo en oxígeno, lo que hace que el aire sea tóxico para cualquier ser vivo del exterior. Estas características la convierten en una mina de oro para los biólogos, que hallaron en su interior 48 especies.

Fue descubierta por trabajadores de la antigua República Socialista de Rumanía, mientras exploraban el terreno para construir una planta nuclear. Hoy el acceso a la cueva solo es posible con un permiso especial, y aun así la entrada es complicada debido a los estrechos pasadizos y farallones verticales de caliza que la pueblan.

Ciempiés de Movile, con las antenas inusualmente largas
Ciempiés de Movile, con las antenas inusualmente largas

El fondo de la cueva tiene un tono oscuro y tétrico, fruto de no haber visto la luz del sol en 5 millones y medio de años. Pero allí habitan arañas, escorpiones de agua, pseudoescorpiones, ciempiés, sanguijuelas e isópodos. 33 de las especies encontradas allí no se encuentran en ningún otro lugar del planeta, han permanecido aisladas desde tiempos inmemoriales.

La mayoría son ciegas y carecen de pigmento, cosas ambas bastante inútiles cuando se vive en la más absoluta oscuridad. También tienen una forma extrañamente alargada, con miembros más largos de lo normal y antenas que les ayudan a desplazarse en la oscuridad.

Escorpión de agua
Escorpión de agua

Si todo esto no fuera de por sí sorprendente, resulta que además constituye uno de los pocos ecosistemas conocidos basados en bacterias quimiosintéticas, en lugar de fotosintéticas. Al no haber luz las bacterias obtienen su energía directamente de reacciones químicas, como la oxidación del sulfuro y del amonio.

Lo que todavía no tienen muy claro los investigadores es como llegaron estas especies a quedar atrapadas en la cueva. Es probable, afirman, que las bacterias hallan estado ahí mucho antes de esos cinco millones y medio de años. Pero los insectos probablemente quedaron atrapados en ella por esas fechas.

Sanguijuela sin identificar de Movile
Sanguijuela sin identificar de Movile

Ahora, 30 años después de su descubrimiento, los científicos esperan encontrar más especies en su interior, algunas de las cuales podrían ofrecer pistas sobre la biología evolutiva e incluso sobre la propia naturaleza de la vida.

Send this to a friend