Categorías
Geografía

El municipio más raro de España está dividido en cinco partes


Existen en España muchos municipios que, geograficamente hablando, tienen características extrañas, curiosas o sorprendentes, en ocasiones derivadas de su situación, de su configuración debido a accidentes geográficos o por cuestiones históricas. Pero sin duda, uno de los más extraños, si no el que más, es el de Tremp.

Tremp es un municipio de la provincia de Lleida, capital de la comarca del Pallars Jussà, que hasta 1970 era uno de los más pequeños de toda Cataluña, con tan solo 10,29 kilómetros cuadrados de superficie. Pero a partir de esa fecha y durante tres años, fue incrementando su territorio hasta convertirse en el mayor municipio catalán hoy en día, con 303,98 kilómetros cuadrados.

Configuración geográfica de Tremp, con sus cinco entidades separadas

La agregación de nuevos territorios a Tremp obedeció a diferentes causas, siendo la principal que muchos ayuntamientos no alcanzaban el mínimo de habitantes fijado por las leyes municipales, y tuvieron que se anexionados a otro próximo.

El resultado de estas anexiones fue que Tremp quedó configurado de manera muy singular. Todo su antiguo término municipal se encuentra rodeado por el de otro municipio, el de Talarn. Pero además posee otros cuatro exclaves separados. La porción de territorio que constituye el original término municipal y donde se ubica la capital, es la segunda más pequeña de todas. En el mapa se puede apreciar con forma cuasi-circular, inscrito totalmente dentro de Talarn.

El original término municipal de Tremp, en el centro

Los roces entre ambos municipios vienen de muy antiguo, con disputas territoriales cuyo principal exponente es la Quadra de Margarit, situada al norte de la ciudad de Tremp (que recibió este título en 1884) sobre una colina que domina el territorio, y que era el lugar donde se ajusticiaba en la horca a los condenados por el alcalde de Tremp en tiempos pasados. Posiblemente estas disputas sean el origen del dicho Tremp, buena tierra y mala gente que todavía circula por la zona.