Expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México han realizado importantes descubrimientos en las excavaciones y trabajos de restauración que se llevan a cabo en la Casa de los Escudos, uno de los edificios más enigmáticos del denominado Grupo de la Serie Inicial en Chichén Itzá.

Gracias a las recientes investigaciones, los arqueólogos han podido determinar con mayor certeza cuál fue el papel de esta emblemática construcción situada junto al Palacio de los Falos.

La Casa de los Escudos, también conocida como Estructura 5C36, data del periodo entre 950 y 1150 d.C. Según los primeros estudios, se pensó que podría haber funcionado como un patio-galería.

Sin embargo, las meticulosas exploraciones realizadas por los responsables del proyecto, los arqueólogos Max Edwin Ayala y José Arturo Cortés, permitieron identificar con mayor claridad los muros, desplantes de bóveda, cimientos y columnas que conforman su arquitectura original.

Un hallazgo clave fueron los bloques de piedra tallada recuperados que contenían relieves de escudos de guerra maya. Estos escudos se disponían formando frisos decorativos en las fachadas este y sur del edificio.

Ayala menciona que se rescataron alrededor de doce escudos completos en su interior, lo que dio nombre a la construcción. La representación de estas imágenes militares en los paramentos exteriores e internos del edificio sugieren que albergaba actividades relacionadas con la seguridad del conjunto arquitectónico.

Los emblemáticos escudos recuperados continúan siendo analizados por los expertos. Presentan detalles como flechas, lanzas y un posible emblema central en forma de corazón, lo que podría aludir a las cualidades guerreras necesarias para defender el sitio. Además, los análisis indican que originalmente portaban vistosos colores: rojo, ocre, negro, verde y azul.

De acuerdo a las evidencias arqueológicas descubiertas, los investigadores ahora concluyen que la Casa de los Escudos debió haber cumplido la función de recinto de la guardia encomendada a proteger el vecino Palacio de los Falos.

Mientras otros edificios cercanos presentan mensajes asociados al mundo espiritual, la Casa de los Escudos destaca por su discurso estrictamente militar. Los trabajos continúan en este singular recinto que sigue revelando más secretos de la antigua ciudad maya de Chichén Itzá.


Fuentes

Instituto Nacional de Antropologia e Historia (INAH) de México


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.