Hace mucho tiempo, en una red muy lejana, tuvo lugar una gran aventura. Así comenzaba Vint Cerf en octubre de 1998 el obituario de Jon Postel, el hombre que hasta entonces controlaba internet, o casi. Por lo menos se podría decir que, figuradamente, tenía toda la red en su cabeza. Por algo le llamaban el dios de internet.

Postel era un estudiante de ingeniería informática en la Universidad de California (UCLA) que comenzó a trabajar como posgraduado en ARPANET (Advanced Research Projects Agency Network), la red de computadoras creada por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos y que sería la espina dorsal de internet hasta 1990. Precisamente el primer nodo de ARPANET se creó en UCLA.

Según se iba desarrollando y aumentando la red, alguien tenía que hacerse cargo de mantener los protocolos, identificadores, direcciones IP y los servidores de nombres de dominio DNS. Esto es, de asignar los nombres y números únicos que constituyen la base del direccionamiento de las páginas web y sin los cuales no existiría la red.

Ese alguien fue Jon Postel, quien en 1972 propuso un sistema de asignación de números socket (la combinación entre una dirección IP y un puerto) y realizó un catálogo de los mismos. Se le considera también el creador de los TLD o dominios de nivel superior, que en un principio se dividían en países (.es, .fr, etc.), categorías (.com, .net) y multiorganizaciones (.org, .gov).

Postel fue el fundador y en sus primeros años único trabajador de IANA (Internet Assigned Numbers Authority), la autoridad surgida en 1988 durante la transición de ARPANET a Internet para realizar un trabajo que Postel ya venía desempeñando desde varios años antes. Merece la pena leer esta información sobre las funciones de la IANA para darse cuenta del trabajo titánico que Postel realizaba.

Postel en su oficina / foto dominio público en Flickr

Durante los diez años siguientes, hasta su fallecimiento en 1998, Postel siguió al frente de IANA, que a finales de ese año se integró en la recién creada ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), quien actualmente gestiona la asignación de números IP y coordina la zona raíz del DNS (sistema de nombres de dominio).

Pero Postel, al que muchos consideraban la persona más poderosa de la red, también fue responsable del desarrollo del protocolo TCP/IP, el que permite la transmisión de datos entre computadoras y por tanto la misma existencia de internet; y del SMTP, el protocolo de transferencia de correo. Vint Cerf afirmaba en su obituario:

El ha sido nuestra roca, la base sobre la que cada una de nuestras búsquedas en la web y cada correo electrónico se sustentaban…Ha dejado un monumental legado para que sea contemplado por todos los internautas

Por todo ello a Postel le fue concedida la medalla de plata de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, un honor generalmente solo reservado a jefes de estado.