Categorías
Destinos

La leyenda del origen del Lago del Cráter en Oregón


Los nativos Klamath, en Oregón (EEUU) tienen una bella leyenda que cuenta la pelea entre el dios del inframundo, Llao, y el de la tierra y el cielo, Skell.

Fue un combate terrible en el que usaron rocas y fuego como armas arrojadizas hasta que el monte Mazama, en la Cordillera de las Cascadas, se hundió arrastrando a Llao a su mundo subterráneo para siempre. Es una historia procedente de la tradición oral para explicar la devastadora erupción del Mazama, que era un volcán. Ocurrió en el año 5.700 a. C. y es posible que los antepasados de esta tribu fueran testigos de la explosión y el relato pasara de generación en generación adornándose con esos elementos mitológicos. Para ellos sigue siendo un lugar sagrado.

En efecto, la caldera volcánica eclosionó y luego fue enfriándose a lo largo de siete siglos mientras la lluvia y la nieve iban llenándola de agua. Así se originó el lago que hoy la ocupa, el más profundo de EEUU con una media de 350 metros y cotas máximas de 594. El lago mide unos 9 kilómetros cuadrados y presenta un magnífico aspecto, con aguas de gran pureza e intenso color azul por su procedencia exclusiva de los meteoros, sin aportación de río alguno. Por eso tampoco tenía peces.

El lago fue descubierto por John Wesley Hillman en 1853. Por entonces probablemente ya estaba en él un tronco de árbol ahora conocido como Old man of the lake (Viejo hombre del lago) que se conserva bien gracias a las bajas temperaturas. No está fijo sino que flota a la deriva, curiosamente en posición vertical. Ya no se encuentra solo porque entre 1888 y 1941 se soltaron varias especies de peces que han convertido el lugar, actualmente Parque Nacional, en atractivo sitio turístico para pescadores y amantes de la Naturaleza en general.

Foto: wikimedia