Tras la identificación, en octubre, de la presencia de restos sumergidos cerca de la famosa Gruta Azul (Grotta Azzurra) de Capri que los emperadores romanos usaban como baño privado, por parte de la unidad subacuática de la Jefatura de Policía de Nápoles, y la localización precisa de otros hallazgos, de los que ya se había informado pero que no se habían localizado específicamente, la Superintendencia del Área Metropolitana de Nápoles recuperó el lunes 20 de noviembre de 2023 el primero de una serie de núcleos de obsidiana.

El comisario Mariano Nuzzo, junto con el responsable de arqueología encargado de la protección, el Dr. Luca di Franco, y los supervisores de arqueología subacuática, la Dra. Simona Formola y el asistente técnico Carlo Leggieri, asistidos por el Núcleo de Buceo de la Policía de Nápoles y los Carabinieri del TPC, aseguraron el posicionamiento preciso de los hallazgos.

Se constató una dispersión de las pruebas en un área mucho mayor de lo que se pensaba, a una profundidad de entre 30 y más de 40 metros, y la recuperación de lo que debió de ser parte de la carga de un barco de la época neolítica.

El núcleo recuperado, que presenta claras huellas de cincelado y labrado en su superficie, mide aproximadamente 28 x 20 centímetros con una altura de 15 centímetros y un peso de casi 8 kilogramos.

Se ha depositado en los almacenes de la Soprintendenza a la espera de que se limpien las concreciones marinas y se proceda a su restauración.

El Superintendente señaló que «fue necesario realizar un amplio estudio instrumental del fondo marino, con el fin de verificar la posible presencia del casco u otro material de carga y dirigir la excavación directa, en un contexto especialmente difícil para la investigación y recuperación de materiales antiguos, sobre todo de cierta consistencia, determinada por la bajísima altitud del fondo marino.

La colaboración con los buzos de la policía resultó fundamental, gracias a su gran pericia en el manejo de situaciones de cierta complejidad.

Las operaciones de recuperación posteriores ya se han programado y se llevarán a cabo en colaboración con la Superintendencia Nacional del Patrimonio Cultural Subacuático.

Permitirán sin duda profundizar en la investigación de la frecuentación de la isla de Capri en particular, pero también del Mediterráneo antiguo en general, en un periodo, el prehistórico, aún por investigar.


Fuentes

Soprintendenza Archeologia Belle Arti e Paesaggio per l’area metropolitana di Napoli


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.