Durante la reciente limpieza de las «Cuevas de las Ruinas Simuladas» de la Villa Floridiana, en el barrio de Vomero de Nápoles, se realizaron importantes descubrimientos arqueológicos.

Las cuevas, que datan del siglo XIX, fueron objeto del proyecto de investigación NesIS (Neapolis Information System), cuyo objetivo es crear un mapa arqueológico de los distritos de la zona oeste de Nápoles y verificar la presencia de restos romanos preexistentes en la zona. El proyecto está siendo llevado a cabo por los profesores Marco Giglio y Gianluca Soricelli, en colaboración con la Dirección Regional de Museos de Campania y con la participación de estudiantes de la Universidad de Nápoles L’Orientale.

La limpieza de las superficies de los muros, destinada a preparar la zona para el estudio con escáner láser, permitió descubrir dos fases constructivas distintas: la primera se remonta al siglo I d.C., con el hallazgo de una serie de pilares en opus vittatum (bloques de toba volcánica atravesados por una o más hiladas de ladrillos a distancias regulares o irregulares).

En la base de uno de estos pilares se encontró un fragmento de revestimiento de cocciopesto (Opus signinum romano, ladrillo o tejas partidas en trozos pequeños, mezcladas con cal).

A la siguiente fase, en la que las estructuras más antiguas se integran en una especie de ruina falsa, pertenecen la duplicación de los pilares, realizados con bloques tobáceos, así como el revestimiento de piedra de lava y yeso en opus reticulatum (ladrillos con forma de rombo alrededor de un núcleo de opus caementicium) fingido.

En la fase final de la intervención también se encontraron partes del revestimiento de piedra de lava del siglo XIX. Las actividades de limpieza también arrojaron fragmentos de material cerámico (la llamada sigillata africana, ánforas, etc.).

Estos descubrimientos arqueológicos enriquecen nuestro conocimiento del barrio del Vomero en época romana y ofrecen nuevas pistas de investigación para reconstruir la historia de la ciudad y las formas de ocupación de la ladera occidental de Nápoles. En pocos meses, con gran empeño, hemos conseguido dar decoro a la Villa Floridiana. La he visitado personalmente en varias ocasiones para comprobar el avance de las obras y se hará más para que este lugar recupere el esplendor que merece, declaró el Ministro de Cultura, Gennaro Sangiuliano.

La intensa labor de protección, restauración y puesta en valor de la Floridiana, que comenzó el pasado mes de octubre, ha ido acompañada desde el principio de un importante proyecto de investigación destinado a conocer la historia y la topografía del lugar en la antigüedad. Gracias a la colaboración con las Universidades de Orientale y Molise, ya han surgido nuevos e importantes datos que documentan la probable presencia de una villa romana, cuyos restos se reutilizaron en parte para la construcción de la “Grotte a finte rovine” (Gruta de las Ruinas Fingidas) en el jardín del siglo XIX (1817-1819) diseñado por el arquitecto Antonio Niccolini. Esta es una nueva temporada para uno de los jardines históricos más bellos de Italia, caracterizada por un enfoque que combina conocimiento, mantenimiento, restauración y fruición para hacer de este lugar un lugar cada vez más abierto y accesible a la comunidad y al creciente público, subrayó el Director General de los Museos MiC, Massimo Osanna.

Una vez finalizados los trabajos de seguridad, las actividades de investigación continuarán con la creación de un levantamiento fotogramétrico tridimensional y una visita virtual del complejo a cargo de la profesora Angela Bosco y el Dr. Rosario Valentini, de la Universidad Orientale.


Fuentes

Ministero della Cultura


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.