La Superintendencia de Arqueología, Bellas Artes y Paisaje del Área Metropolitana de Nápoles, en estrecha colaboración con la Dirección Regional de Museos de Campania, el Mando de Protección del Patrimonio Cultural del Núcleo de Carabinieri de Nápoles y el Mando del Núcleo Subacuático de Carabinieri de Nápoles, recuperó en el mar valiosas pruebas arqueológicas de la Grotta Azzurra de la isla de Capri.

El comisario Mariano Nuzzo participó en la operación junto con el oficial de arqueología encargado de la protección, el Dr. Luca di Franco, y los supervisores de arqueología subacuática, la Dra. Simona Formola y el asistente técnico Carlo Leggieri; por parte de la Dirección Regional de Museos de Campania estuvieron presentes el director del Museo de la Gruta Azul, el Dr. Pierfrancesco Talamo y la Dra. Luana Toniolo.

La cooperación sinérgica entre las instituciones implicadas hizo posible una intervención eficaz y coordinada para la recuperación de estos importantes artefactos, que contribuirán al conocimiento y la valoración del patrimonio arqueológico local.

Tras una minuciosa investigación llevada a cabo a raíz de los informes recibidos por la Superintendencia a lo largo de los años y del estudio en profundidad de la documentación de archivo, la Superintendencia decidió realizar prospecciones en el lecho marino de la Grotta Azzurra, que en la antigüedad fue un suntuoso ninfeo imperial, vinculado a la villa romana de Gradola situada más arriba, cuyos restos siguen siendo claramente visibles incluso desde el mar.

Las nuevas prospecciones han permitido identificar en el lecho marino algunos bloques de piedra labrada, presumiblemente parte del mobiliario escultórico del ninfeo imperial.

En 1964 y 1975, el superintendente Alfonso de Franciscis ya había recuperado cinco estatuas y numerosos fragmentos que representaban a Neptuno y su cortejo de monstruos marinos, los Tritones. El descubrimiento fue saludado por todos los periódicos de la época y la recuperación fue aclamada por una gran multitud.

Las cinco esculturas se exhiben ahora en el Museo Grotta Azzurra de la Casa Rossa de Anacapri, y pueden admirarse en una exposición renovada montada por el Ministerio de Cultura y el municipio de Anacapri.

El 5 de febrero de 2024 se volvió a conectar el hilo de esta larga y hermosa historia: partiendo del puerto de Nápoles en la patrullera de los Carabinieri de la Unidad de Buceo de Nápoles, el comisario Nuzzo y los funcionarios del Ministerio de Cultura pusieron rumbo a Capri.

Frente a la Gruta Azul, los buceadores divisaron uno de los artefactos escultóricos ya identificados por los arqueólogos de la Soprintendenza, parte de una estatua de mármol, y gracias a dos globos sacaron el bloque de la gruta por la abertura a unos 3 metros de profundidad.

Desde aquí, el hallazgo fue izado a la patrullera y llevado al puerto de Capri. Gracias al apoyo y a la siempre fructífera colaboración con el Ayuntamiento de Capri y Anacapri, el artefacto fue transportado temporalmente al edificio del Ayuntamiento a la espera de ser llevado a la Certosa di San Giacomo, donde será restaurado, estudiado y finalmente puesto en valor.

La recuperación efectuada hoy se refiere a un bloque con forma, posiblemente perteneciente a la base de una estatua.

El comisario Mariano Nuzzo ha declarado: La protección de los yacimientos arqueológicos de Capri, junto con el estudio y la investigación, son el primer paso hacia una mejor valorización del patrimonio cultural, utilizable y accesible a todos.


Fuentes

Soprintendenza Archeologia, Belle Arti e Paesaggio per l’Area Metropolitana di Napoli


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.