Nubes Morning Glory sobre Burketown

El espectacular fenómeno natural de las nubes Morning Glory en Australia

Nubes Morning Glory sobre Burketown

Desde finales de septiembre y hasta principios de noviembre los cazadores de nubes tienen una cita en el norte de Australia. Al sur del Golfo de Carpentaria comienza a desarrollarse un fenómeno natural conocido como Nubes Morning Glory. En realidad el fenómeno se da en muchas partes del mundo, pero sólo en esa parte de Australia aparece de manera regular y predecible, con lo cual es el mejor lugar para observarlo.

Las Morning Glory son nubes en forma de rollos o de arcos que pueden tener una longitud de hasta 1.000 kilómetros y una altura de entre 1 y 2 kilómetros, a tan solo 100 o 200 metros del suelo. Se mueven a velocidades entre los 10 y 20 metros por segundo y pueden aparecer en solitario o en grupos de hasta diez consecutivas.

Nubes Morning Glory vistas desde una avioneta
Nubes Morning Glory vistas desde una avioneta en Burketown

No obstante, no es fácil cazar alguna. Por ejemplo en 2012 solo se observaron cuatro nubes desde la localidad de Burketown, que es donde se concentran los curiosos y fans a lo largo de toda la temporada. La razón es que frecuentemente las nubes empiezan a romperse antes de llegar al lugar de observación. Por eso cada vez acuden más pilotos con sus avionetas, persiguiendo a las nubes hacia el norte y asegurándose la visualización del fenómeno.

Los tres tipos de nubes Morning Glory en el Golfo de Carpentaria
Los tres tipos de nubes Morning Glory en el Golfo de Carpentaria

Como se forman estas nubes no se comprende todavía con claridad. Parece que tiene que ver con circulaciones mesoescalares asociadas a la brisa marina y con las altas presiones del norte del país.

Fenómenos parecidos se han avistado en otros lugares del mundo, como las grandes llanuras norteamericanas, el canal de La Mancha o el Este de Rusia. Entre el 1 y el 3 de octubre de 2009 hasta cinco rollos fueron visibles consecutivamente sobre las Islas Shetland en Reino Unido.

En el caso australiano, el fenómeno es conocido ya desde antiguo. Los aborígenes las llamaban kangólgi. Más recientemente el fenómeno fue reportado por vez primera por los pilotos de las fuerzas aéreas australianas en 1942, durante la Segunda Guerra Mundial.

Más info y fotos: Morning Glory Clouds