La Katarsis del Tomatazo

Katarsis Tomatazo

Madrid, como corresponde a una gran capital, es una catarata continua de ofertas culturales, artísticas y de ocio. Yo la visito regularmente, un par de veces al año gracias a que siempre encuentro un alojamiento acorde a mi bolsillo en Hostelworld, y siempre hay algo nuevo: un museo poco conocido, una exposición temporal, un monumento desapercibido, un rincón con Historia insólita, un restaurante o bar que se salen de lo normal…

El último descubrimiento, que de último no tiene nada porque lleva 18 años funcionando, es un espectáculo llamado La Katarsis del Tomatazo, perfecto para culminar una jornada de visitas turísticas de la forma más divertida y descargándose de cualquier estrés.

Sólo el nombre ya promete. Consiste en la representación de una obra teatral por parte de los alumnos de la Escuela de Interpretación de Cristina Rota, la responsable del evento. La pieza es desenfadada, con un tono cercano al cabaret -también hay música y baile- e interactuación entre los actores y el público, al que se invita a participar, extendiéndose la función más allá del escenario, a escaleras y pasillos.

tomatazo

Una participación que tendrá su colofón al final de cada número, haciendo honor al nombre del evento. Porque unos actores disfrazados de tomate se acercan a las butacas repartiendo eso, tomates, entre el respetable para que éste se los arroje al elenco de intérpretes.

No es un castigo y, de hecho, el lanzamiento suele acompañarse de aplausos; se trata más bien de una catarsis, como dice el nombre, una forma de lograr que los jóvenes actores pierdan el miedo escénico y los espectadores degusten la guinda de la diversión culminando su integración en el espectáculo.

Hay funciones los viernes y sábados, a partir de las 22:30, en la Sala Mirador de la calle Dr. Fouquet 31. al parecer los actores no cobran y la recaudación se destina al mantenimiento de la escuela. Eso sí, te invitan a la primera caña,,, y a los tomates.