Categorías
Destinos

La nieve y la montaña: aliadas para pasar unas navidades diferentes


Sabemos que son muchos los que están ya preparando las tan esperadas fiestas navideñas. Ahora que el calentamiento global ha hecho más mella y en España se ha acusado, incluso, la sequía hay quienes contemplan la idea de ver un paisaje nevado desde sus casas como un tanto lejana.

Pero la postal idílica de villancicos, familia, regalos y chimenea siempre viene acompañada de un manto de nieve en el exterior.

Si esto es lo que se tiene en mente, ¿por qué no hacerlo realidad? Desde Esquiades.com se han propuesto llegar a todos los hogares gracias a sus ofertas de esquí en Sierra Nevada, pero hay mucho más. ¿Quieres descubrir por qué ir a la montaña es un gran plan?

1. Al alcance de todos los bolsillos. Hablamos de que los precios pueden llegar a ser de lo más económicos. Internet ha puesto en bandeja la opción de que los clientes puedan buscar y buscar, sin tener que desplazarse a ningún sitio, la mejor opción para ellos y esto ha ido de la mano con el poder contar con ofertas únicas. En plenas fiestas hay ofertas que apenas superan los 200 euros.

2. Adiós estrés. Hola naturaleza. Además, se trata de una manera de poder desconectar de todo lo demás. Atrás se quedará el sucio asfalto y los continuos pitidos durante los atascos de las grandes ciudades. No queda nada de la contaminación típica de las grandes urbes. En lo alto de una montaña lo que se respira es un aire más puro que reconforta por dentro y por fuera.

3. En vacaciones también se puede mantener la forma. Tampoco hay que olvidar que la montaña, junto con la nieve, se presta a llevar a cabo diferentes deportes de invierno. Aquí el rey sigue siendo el esquí, aunque siempre habrá que prefiera subirse sobre una tabla de snow. Contrario a lo que se pueda pensar, estos deportes no están reservados sólo para una élite y tampoco hay que saber nada de antemano. En las diferentes pistas se puede alquilar el material necesario y hay clases para todos los niveles, también para aquellos que se lanzan a probar este deporte por primera vez. Estamos más bien acostumbrados a atiborrarnos de comidas de tres platos con sus correspondientes postres y dulces y todo esto acaba por pasar factura. Hay que adelantarse a los propósitos de fin de año y no dejar el ejercicio de lado para no arrepentirse después.

4. La familia permanece unida. El optar por la nieve y la montaña para Navidad también es una forma de ofrecer algo distinto a la familia, de compartir algo único y de llevar a cabo actividades en común. Son esas pequeñas cosas las que después resaltan en los álbumes de recuerdos.

Lugares para disfrutar de la nieve en España

Lo hemos comentado muchas veces. El mundo ofrece una gran cantidad de lugares únicos por descubrir pero en la misma España se pueden encontrar zonas de interés con las que poder disfrutar como nunca. Para tratar de optar por lo más económico, he aquí algunas zonas de nieve en el país que merece la pena recomendar.

  • Sierra Nevada (Granada) Aunque es más típico asociar el sur de España con el calor, también hay lugar para la nieve en sus zonas más altas. Hablamos de que esta estación es, de hecho, la que cuenta con una mayor altitud de toda España (se encuentra, concretamente, a 3.000 metros de altura) Es uno de los enclaves perfectos para disfrutar en familia.
  • Puerto de Navacerrada (Madrid) En la capital no hay playa, pero cuenta con todo lo demás. Esta estación está muy cerquita de la ciudad, con lo que se puede ir y volver en el día, si se requiere. Es tanta la afluencia de gente con la que suelen contar que se recomienda a quienes vayan a ir que hagan noche allí y pasen varios días o bien que madruguen.
  • Baqueira Beret (Lleida) Seguro que a más de uno les suena porque es la pista elegida por la Familia Real española para disfrutar de la nieve. Es la más grande con la que cuenta el país y en sus pistas se puede practicar tanto esquí, como esquí nórdico o snowboard. Además, si algo la hace especial son sus increíbles vistas, ya que se encuentra en el mismo corazón del valle de Arán.
  • Formigal (Huesca) Allí esperan más de un centenar de pistas repartidas en sus más de 176 kilómetros. Si lo que se busca es practicar esquí es un lugar perfecto para ello pero, además, se pueden dar paseos en trineo o practicar el toboganning, con el que los niños disfrutan sin parar. Siempre que se cuente con algo de tiempo, lo mejor es tratar de perderse por alguno de sus pueblos cercanos donde los lugareños resultan ser de lo más acogedores y siempre tienen alguna recomendación para el momento de la comida.