Planeta Tierra, planeta Agua

Planeta Tierra, planeta Agua

Planeta Tierra planeta Agua

Observen atentamente la foto de arriba. Es fácil identificar la Tierra ¿no? Se ve el continente americano, casi la mitad de África e incluso la Península Ibérica ocupando su habitual extremo sur europeo. Pero también verán que falta una cosa y sobra otra.

Falta el agua. Ni rastro de los océanos Atlántico y Pacífico; tampoco del Mediterráneo. Asimismo, brilla por su ausencia la mancha blanca de los hielos del Polo Norte. Y en cambio, en la parte izquierda del hemisferio superior, justo en medio de EEUU, hay una esfera azul de inconfundible aspecto acuoso. También es la Tierra. O el Agua. O el agua de la Tierra.

No, no se líen. Ya habrán oído alguna vez eso de que nuestro planeta debería llamarse el Agua, más bien, atendiendo al hecho de que la mayor parte de su superficie, nada menos que dos tercios, está cubierta por mares, lagos y ríos, especialmente en el hemisferio sur. En realidad es una idea poco rigurosa porque olvida el detalle de que debajo de esas masas de agua hay tierra sólida. Ahora bien, ¿y si el globo estuviera compuesto íntegramente por el líquido elemento?

Es una cuestión curiosa y especialmente oportuna porque, si recuerdan, hace unos días publicamos un post sobre el descubrimiento de un par de planetas que podrían se enteramente de agua. El caso es que si todas las aguas de la Tierra se juntaran para formar un planeta el resultado sería el que ven en la imagen, donde figuran el antes y el después. Un cuerpo al lado del otro para comparar.

El planeta Agua, formado por el h2O de océanos, mares, ríos, lagos y casquetes polares (que reúnen el 75% del agua dulce del mundo), tendría un diámetro de sólo unos 1.384 kilómetros, menos de la mitad que el de la Luna (3.476 km), por un volumen de 1.386 millones de kilómetros cúbicos.

Se excluyen de la cuenta otras aguas imposibles de contabilizar, caso de las subterráneas, la de las nubes o la de los propios seres vivos, tanto animales como vegetales. Por cierto, sería interesante que alguien calculara eso.

Vía: The Atlantic
Más información: ¿Más planetas acuáticos para nuestra galaxia?