Categorías
Destinos Ecología

Los Saltos del Monday paraguayos


Poco a poco todos los países de América van incorporando el turismo a su economía. Algunos ya están plenamente asentados en el sector y otros están empezando pero hay alguno que sige siendo casi desconocido, como es el caso de Paraguay. Ello se debe a su pobreza que, sin embargo, contrasta con la riqueza natural, verdadero potencial turístico dormido que parece estar esperando a que alguien vaya a despertarlo.

Podríamos poner muchos ejemplos de las maravillas del país pero hoy, al menos, vamos a centrarnos en uno: los Saltos del Monday. El Monday es un afluente del río nacional más importante, el Paraná, y a su paso por el distrito Presidente Franco (Departamento de Alto Paraná, cerca de la frontera con Brasil y Argentina) forma una pequeña catarata catalogada como Parque, combinado con un 9 hectáreas de bosque atlántico.

Foto dominio público en Wikimedia Commons

El agua, que baja por el curso fluvial con fuerza, cae desde 40 metros de altura sobre el basalto negro en tres partes sucesivas, originando una densa espuma y cubriendo el lugar con la característica bruma de este tipo de sitios, a la vez que ambienta el entorno con el atronador sonido de fondo. La turbulencia permite la práctica de canoa, rapel e incluso bañarse en la parte alta si se tiene cuidado. Al fin y al cabo, familias y amigos suelen reunirse en la zona para celebrar picnics y hacer senderismo.

Foto dominio público en Wikimedia Commons

Algunos puentes y pasarelas recorren 85 metros entre los árboles, haciendo de mirador e incorporando incluso una tirolina. Al parecer está prevista la construcción de otros en la ribera opuesta para explotar más comercialmente el sitio, ya que el número de visitantes que registran los Saltos del Monday es muy bajo, quizá porque no hay infraestructuras en los alrededores y además las Cataratas de Iguazú quedan muy cerca. En cualquier caso, las obras llevan 2 años de retraso.

Foto Flaviohmg en Wikimedia Commons

El parque abre de 7:30 a 18:00 y la entrada cuesta 5.000 guaraníes (menos de un euro). El precio es muy bajo pero lo mejor es que se combina con el de cualquier compra que se haga, puesto que el país es zona franca, libre de impuestos.

Más información: Wikipedia

Foto: FFMM en Wikimedia