Categorías
Tecnología

La tecnología que rodea a la Super Bowl


Esta noche se celebra la final del campeonato de fútbol americano, la Super Bowl. Seguramente no hay muchos aficionados en España y debo ser unos de los pocos que disfruta de uno de los mayores eventos deportivos del año. Por esa razón me gustaría hablaros de toda la tecnología que rodea a este deporte, para animaros a disfrutarlo y si vuestra excusa es no saber las reglas, eso tiene fácil solución.

Mientras en el fútbol se sigue discutiendo la aplicación de las nuevas tecnologías, en el fútbol americano las llevan usando desde hace años, y suele ser claves, tanto dentro del campo como para ayudar a mejorar la experiencia de los aficionados.

Los entrenadores de fútbol americano disponen de tres oportunidades para revisar jugadas controvertidas. Para ello, los árbitros disponen de repeticiones instantáneas que son proporcionadas por más de 80 cámaras de alta definición colocadas alrededor del estadio y que graban la jugada desde todos los ángulos posibles.

A pesar de todo las polémicas se siguen produciendo, ya que las decisiones tomadas por los árbitros nunca van a ser a gusto de todos, como por ejemplo, los segundos finales del partido entre Green Bay Packers y Seattle Seahawks en 2012.

También existe la comunicación inalámbrica entre todo el equipo técnico. Desde los que están en la banda como los que se encuentran en la parte superior del estadio. Éstos últimos envían información sobre la posición de los diferentes jugadores en cada jugada, y de esta manera planear las estrategias posibles o analizar los fallos tras una jugada. El entrenador también dispone de línea directa con el quaterback para indicarle la jugada a realizar.

El secreto mejor guardado de los equipos son sus libros de jugadas y ahora, algunos equipos están empezando a cambiar los libros de papel por iPads.

Pero donde existe la verdadera tecnología punta es en los estadios de fútbol americano. En el Cowboys Stadium se encuentra la televisión de alta definición más grande del mundo, con un tamaño de 1.072 metros cuadrados y 40 metros de largo. Pronto será superada por la pantalla del estadio de los Texans, que tendrá 84 metros de largo. Otros ejemplo es el césped de los Cardinals de Arizona, ya que al terminar el partido, se enrolla y se desenrolla fuera del estadio para que le dé la luz del sol y de esta manera se mantenga saludable.

La capacidad media de un estadio de fútbol americano es de 67.000 personas, por esa razón construyen las pantallas gigantes, para que el espectador disfrute de la mejor experiencia visual desde cualquier parte del estadio.

Y todavía quieren seguir innovando con nuevas aplicaciones tecnológicas, como por ejemplo, camisetas biométricas para monitorizar el ritmo cardíaco y la respiración de los jugadores o implantar la tecnología 4K para mejorar las repeticiones instantáneas. Viéndolo de esta forma puede que la Super Bowl ya no os parezca tan aburrida.