Las compañías de seguros han tenido que hacer frente a muchos restos para seguir subsistiendo con el mismo producto a lo largo del tiempo. Ahora, con la digitalización de prácticamente todas las áreas de la vida, tienen a su alcance un buen número de nuevas herramientas con las que atraer clientes. 

Por otro lado, el cambio de hábitos y mentalidad de la sociedad también hace que las aseguradoras adapten su producto si quieren seguir siendo útiles. La mayoría de ellas tienen presencia en internet como por ejemplo Verti y otras tantas que han nacido ya en plena expansión de la red, o que se han tenido que adaptar a ella.

Cuáles son los cambios más significativos

Encontrar el público, el canal y el medio para ofrecer un buen producto y agilizar la contratación no es tarea sencilla. Para ello, hay que tener en cuenta varios factores como el social, los canales de venta y posventa, el tipo de pólizas y la información o bases de datos. En definitiva, se trata de aplicar todos los parámetros que rigen la realidad virtual a un tipo de negocio que tiene siglos.

Las bases de datos

Las compañías de seguros han tenido que usar sus bases de datos y quizás otras procedentes de otras empresas a las que tienen acceso para analizar el comportamiento de los usuarios o potenciales clientes. Este análisis sirve para predecir el tipo de póliza que mejor se adapta a las necesidades de cada segmento de población según sus hábitos de vida. Es la forma más precisa de ofrecer un producto interesante que pueda captar la atención del cliente.

En este sentido, las ofertas personalizadas son las que mejor funcionan a la hora de presentar un seguro. No es lo mismo una persona joven sin hijos que una familia numerosa, de la misma manera que un deportista o alguien que posee varios vehículos tampoco tiene las mismas necesidades que otra persona cuya vida es radicalmente distinta.

Encontrar oportunidades de negocio a través del análisis de datos es fundamental en la era digital, de ahí las pugnas por los datos y los intentos de legislación al respecto. Hoy en día, poseer una base de datos amplia tiene un valor incalculable para las empresas.

Los dispositivos móviles

Se puede afirmar que actualmente no se entiende la vida sin un dispositivo móvil, al menos en el primer mundo. Este aspecto ha hecho que las aseguradoras tengan que ofrecer aplicaciones móviles para facilitar gestiones, por ejemplo: comunicar el tipo de siniestro, la ubicación, solicitar un coche de cortesía, hacer una consulta sobre una avería en el hogar o incluso enviar fotos.

Las funciones de las apps son muy apreciadas por los usuarios, ya que, valoran mucho poder contactar con su compañía de seguros a través de un chat, ya sea en la propia web de la empresa o mediante una conversación de WhatsApp. Cuanto mayores posibilidades brinde una compañía a sus clientes, mejor estará posicionada con respecto a sus competidores.

Las redes sociales y las opiniones

Un alto porcentaje de la población se decide por comprar un producto o contratar un servicio basándonos en la opinión de otros usuarios. Una opinión que consulta en foros, plataformas de internet y como no, en las redes sociales. Por tanto, una valoración positiva sobre un seguro en concreto, atraerá a más clientes hacia la compañía.

Hoy en día hay multitud de comparadores de todo tipo, de objetos, de hipotecas, de servicios y por supuesto no podían faltar los comparadores de seguros. En estas plataformas se analizan las características y precios de varios seguros con el objetivo de definir cuál es el mejor o más recomendable de todos. Muchas personas usan esta información para tomar una decisión final sobre qué seguro contratar y a quién.

Esto es suficiente motivo para que las aseguradoras hagan todo lo posible por obtener una buena puntuación en estos rankings, de lo contrario estarán condenadas al olvido. Saben perfectamente que sus clientes de ahora son personas acostumbradas a investigar, enterarse de precios, condiciones y términos a través de fuentes digitales.

En consecuencia, la industria de seguros mundial se está dando cuenta de que está perdiendo clientes cada día por no ofrecer métodos directos digitales de venta y servicio. Cuanto antes den el salto a la red mucho mejor, por eso, las más despiertas ya están contratando a expertos en SEO y agencias de marketing digital para poder aumentar su visibilidad en los principales buscadores. Pero no solo eso, a modo de resumen, también se puede deducir que el cambio más importante que han experimentado los seguros en los últimos años es en cuanto a personalización. Las pólizas son cada vez más a medida de los clientes y ofrecen una gama de servicios y coberturas mucho más amplia.


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.