Categorías
Arqueología Arte

Venus de Laussel, el extraño relieve paleolítico que muestra a una mujer con un cuerno de bisonte

Detalle superior de la Venus de Laussel / foto 120 en Wikimedia Commons

En el año 1908 el médico Jean-Gaston Lalanne, apasionado por la antropología y la prehistoria, decidió alquilar a la comuna de Marquay (en Dordoña, al suroeste de Francia) un abrigo rocoso en el lugar llamado Laussel, donde había encontrado indicios de restos arqueológicos.

Venus de Laussel / foto 120 en Wikimedia Commons

Inmediatamente inició las excavaciones, para las que contrató a un grupo de trabajadores dirigidos por Raymond Peyrille, y que se alargaron durante varios años.

En 1911 la insistencia de Lalanne dio sus frutos, y comenzaron a aparecer relieves grabados en la roca, varias venus paleolíticas y otras representaciones de diferentes animales. Una de ellas era la llamada Venus de Berlín, que fue vendida por Peyrille sin que Lalanne se enterase a un museo berlinés. Peyrille fue denunciado y condenado, pero el museo se negó a devolver el objeto (fue probablemente destruido durante la Segunda Guerra Mundial).

Detalle del cuerno / foto 120 en Wikimedia Commons

A principios de diciembre de 1911 apareció la más extraña de todas las venus encontradas, que representaba a una mujer con un cuerno de bisonte en la mano. En el nivel donde se encontró aparecieron también útiles de industria lítica y ósea gravetiense, lo que permite datarla en ese periodo, hace unos 25.000 años. Lalanne decidió extraer la figura de la roca cortando la piedra, algo que se hizo con muy poco cuidado ya que se dejó solo medio centímetro de distancia en algunos puntos.

Fue trasladada al museo privado de Lalanne en Le Bouscat, donde permaneció hasta 1960 cuando la familia donó toda la colección al Museo Arqueológico de Burdeos (hoy Museo de Aquitania).

Tallada como bajorrelieve en un bloque de piedra caliza y pintada en ocre rojo, la venus de Laussel tiene unas dimensiones de 54 por 36 centímetros, y muestra una figura femenina frontal que sostiene en su mano derecha un objeto generalmente interpretado como un cuerno de bisonte (según teoría de Waldemar Deonna). En el cuerno hay 13 muescas, que algunos expertos consideran pueden representar ciclos lunares o menstruales.

La mano izquierda está apoyada en el vientre, quizá indicando que está encinta, y lo que parece su pelo cae sobre el hombro izquierdo. Al igual que todas las venus paleolíticas, la imagen muestra algunas partes exageradamente desarrolladas, mientras que otras están ausentes, como los pies y la cara, en este caso girada hacia el cuerno.

Riane Eisler opina que lo que sostiene no es un cuerno de bisonte, sino una luna creciente, y las 13 marcas se corresponderían con los ciclos lunares anuales. También, dice, es probable que la venus de Laussel fuera la patrona de las mújeres jóvenes y de las mujeres en el parto.

Para Licia Filingeri el mismo cuerno es un signo de plenitud, de riqueza de vida, del cual deriva probablemente el símbolo de la cornucopia o cuerno de la abundancia. Y los cuernos están relacionados con la Gran Madre, como suprema divinidad de la fertilidad.

Eduardo Ripoll afirma que la venus estaba asociada a la figura de un hombre (posiblemente extraída independientemente por Lalanne) que por su posición con el brazo levantado, puede considerarse que cumple un acto ritual. De hecho, por la disposición de los 5 relieves encontrados en el lugar, algunos investigadores opinan que se trataba de un santuario. Los otros cuatro relieves eran: la mencionada Venus de Berlín (que también mostraba una mujer con un cuerno), la figura masculina con el brazo levantado denominada el cazador, una venus con sombrero, y dos figura entrelazadas (posiblemente en el acto amoroso).

En cualquier caso, hoy se interpreta la figura generalmente como una representación de la fecundidad. Además, la Venus de Laussel es uno de los muchos ejemplos de arte prehistórico al aire libre. Según Fred S. Kleiner, eso demuestra que la popular noción de que todo el arte paleolítico procede de misteriosas y oscuras cavernas es falsa.


Fuentes

The most ancient known representation of the Moon (Licia Filingeri) / Sexo, mitos y política del cuerpo (Riane Eisler) / Museo de Aquitania / Gardner’s Art through the Ages (Fred S. Kleiner) / Orígenes y significado del arte paleolítico (Eduardo Ripoll Perelló) / The Venus of Laussel – La Femme à la Corne / Wikipedia.