Qué comer y dónde alojarse en Ibiza

Foto dominio público en pixabay.com

La isla de Ibiza es uno de los destinos turísticos más importantes, no solo de España sino del Mediterráneo. Mezcla de culturas y un entorno natural espectacular, con playas de aguas cristalinas y un ambiente alegre y cosmopolita.

Pero quizá uno de los aspectos más desconocidos de Ibiza es su gastronomía. Muchos de los restaurantes de la isla poseen un valor añadido que los hace mucho más atractivos que los de cualquier otro entorno turístico: su ubicación.

Foto dominio público en pixabay.com

Existen muy pocos lugares en el mundo que estén repletos de restaurantes maravillosos, en los que se puede comer con los pies descalzos sobre la arena, a la sombra de una muralla renacentista o en una romántica y escondida granja en mitad del campo.

Qué comer en Ibiza

Los ibicencos sienten una auténtica devoción por los productos frescos y naturales. Antaño era imposible ver una casa de campo que no se autoabasteciera con su propia huerta, sus árboles frutales y su granja de animales. De hecho, todavía existen muchos hogares que mantienen esta tradición, puesto que la mayor afición de los pitiusos es disfrutar de la comida.

El mar, además, proporciona un surtido fabuloso de pescados y mariscos, que se pueden degustar nada más salir del mar. Los bosques también ofrecen sorpresas inesperadas, como los deliciosos rovellones que proliferan a la sombra de los pinos o los espárragos verdes que crecen anárquicamente en los márgenes de los senderos.

Esta despensa surtida y exquisita, que oscila al compás de las estaciones y las lunas, ha originado una sabiduría culinaria que se ha ido transmitiendo de generación en generación y que llega aderezada de las distintas culturas que se han asentado en la isla en el transcurso de su existencia. El recetario ibicenco es rico en arroces, platos con ave o cordero, guisos, pescados horneados, repostería

Foto dominio público en pixabay.com

Esta tradición gastronómica es sin duda una herencia valiosísima que el Gobierno de Ibiza quiere proteger a toda costa, promocionándola entre las personas que visitan la isla y apoyando la producción de alimentos ecológicos y artesanos, que continúen suministrando materias primas exquisitas a los mercados, restaurantes y hoteles.

En Ibiza se elaboran hoy en día cada vez más numerosos productos gastronómicos que fusionan la tradición con los procesos modernos de elaboración. Aceites de oliva virgen extra, vinos blancos y tintos, licor de hierbas, quesos, embutidos, mermeladas, miel … Productos que, en definitiva, envasan sabiduría, tradición y un profundo respeto por la obra de la naturaleza.

Dónde alojarse en Ibiza

En Ibiza conviven muy variados ambientes, desde zonas que son un hervidero de juventud con ganas de fiesta a otras en las que predomina la tranquilidad más absoluta. Según www.dondealojarse.net la parte sur de la isla es la más desarrollada turísticamente, donde suelen confluir el turismo joven, los visitantes que viajan con paquetes turísticos y las familias.

Por el contrario, la zona norte es más tranquila, con un ambiente más relajado y extraordinarios paisajes naturales, a la vez que magníficas playas.

Si lo tuyo son las discotecas y la vida nocturna, San Antonio es tu mejor opción. No en vano es la zona más económica, por lo que atrae a muchos jóvenes.

Foto dominio público en pixabay.com

Si viajas en familia puedes considerar Cala Tarida, un arenal de 900 metros de largo con aguas de color azul turquesa con unas puestas de sol increíbles. O también Santa Eulalia, la tercera ciudad más grande de la isla, con buenas playas y un ambiente mucho más elegante y relajado que el de San Antonio.

En el caso de que te apasione la historia y la cultura, la mejor opción es Ibiza capital, con su recinto medieval amurallado de Dalt Vila, declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. O también Portinatx, en la costa norte, considerada una de las zonas más bonitas de la isla.

Lo que hay que tener muy en cuenta es que la temporada alta en Ibiza va de mayo a octubre, los meses en que los hoteles y apartamentos registran una mayor ocupación.