La torre de Lego más alta del mundo

Torre Lego más alta mundo

Si apiláramos piezas de Lego, una sobre otra debidamente encajadas ¿qué altura se podría alcanzar? Ésa es la idea que planteó la BBC -imagino que en plan promocional, que la juguetera controla muy bien ese tema- a la Facultad de Ingeniería de la Open University de Reino Unido.

Hoy todo el mundo sabe lo que es Lego; al fin y al cabo está en el mercado desde 1934. El juego de construcción más popular del mundo es de origen danés y debe su nombre a una combinación de las palabras led y godt, que significan «juega» y «bien». Lo que pasa es que originalmente los célebres bloques eran de madera, ya que el plástico no se adoptó hasta 1949, cuando se generalizó el uso de este material.

Pues bien la erección de una torre como la propuesta por la cadena mediática británica implica cuestiones de física porque presenta varios problemas. En primer lugar la inestabilidad. Lego tiene certificados a una docena de constructores en todo el mundo, los mismos que construyen árboles de Navidad y cosas así, y todos parecen de acuerdo en que difícilmente se sostendría una estructura así, una pieza encima de otra, mayor de 3 o 4 metros, sin desmoronarse.

Pero imaginemos que se encuentra la forma de garantizar esa estabilidad. Entonces entra en juego Ian Johnston, matemático de la citada universidad. Teniendo en cuenta que cada pieza mide 2 x 2 centímetros y tiene una masa de 1.152 gramos, así como que el material con que está fabricada puede soportar una fuerza de 4.240 newtons, o sea, unos 432 kilogramos, se podrían apilar encima otras 375.000 antes. Ello permitiría levantar una torre de 3.591 metros de altura.

No está mal, teniendo en cuenta que, por ejemplo, la montaña más alta de España, el Teide, mide 3.718 metros. Para alcanzar estos resultados, Johnston sometió a una pieza de Lego a presión progresiva en un cilindro hidráulico de su universiadad hasta que resultó aplastada.

Hasta ahora, la mayor torre de Lego se hizo esta primavera en Seúl (Corea del Sur) para celebrar el 80º aniversario de la marca juguetera. Medía 31,9 metros y necesitó medio millón de piezas que fueron colocadas durante 5 días. La razón por la que había más piezas de las calculadas para el caso anterior es que en éste no se trataba de una simple columna sino de una torre de planta cuadrangular para evitar que se viniera abajo.

Vía: BBC

Más información: Lego