Categorías
Comunicación

Fringe


La primera temporada me enganchó poco a poco. La segunda me maravilló. Acabo de empezar a ver la tercera, y reconozco que, desde Galáctica, no tenía tantas ganas de ver una serie de televisión. Antes de ver el primer capítulo de la nueva temporada hasta estaba nervioso y todo. Fringe es buena. Es tan buena que dan ganas que los capítulos no se terminen nunca.

{Atención, a partir de aquí ¡Spoilers!}

Bueno, después de la apología correspondiente, decir que si no la han visto, es buen momento para hacerlo. Fringe es una mezcla de Expediente X y CSI, con mucho misterio, pero donde las cosas se van desentrañando poco a poco. Habla de la colisión de dos universos paralelos, de gente que va y viene, de los efectos de traspasar ciertas líneas…

Los personajes están bien perfilados, aunque en ocasiones son un poco cargantes los tics de Walter/Walternativo. Peter es la clave de toda la serie, muy en plan enigmático. Y Olivia…en fin, ya lo verán.

Una cosa importante, veanla sin prejuicios, porque la disfrutarán más.

Foto by Daniel Marian