Categorías
Historia

Isoacrónimos y numerología en Japón


Ya que Japón sigue, tristemente, de moda y parece que va para largo, quizá sea interesante comentar algunas coincidencias de ese país recogidas ya hace muchos años por José Beltrán Escavy. Aclaro que en la tierra del sol naciente las repeticiones de números y/o letras se consideran augurio de buena suerte. O sea, que últimamente han debido de escasear. a ver si invertimos la tendencia.

El emperador tiene como símbolo la doble T, que se puede traducir por Tennou Tentei, es decir, Señor Celestial.

Las cualidades perfectas de una geisha se resumen en la cuádruple B: Bijin, Bion, Biji y bigi: mujer bella, voz bella, palabras bellas y bella geisha.

Para los nipones KKK no significa Ku Klux Klan, obviamente, sino kiken kitanai kitsui, el trabajo de los inmigrantes: peligroso, sucio y difícil. Pero, ojo, porque también pueden aludir a las virtudes de toda chica casadera que se precie: koushuunyu, kougakureki y kousshinchou (sueldo alto, educación superior y buena estatura). Y, ya puestos, tres elementos naturales que pueden resultar peligrosos: kaji (fuego), kawa (río) y kaminari (trueno).

Aún hay más. Cinco eses son las iniciales de seiri, seiton, seiso, seiketsu y sitsuke, que definen las cualidades laborales de un japonés. Respectivamente: arreglado, ordenado, limpio, listo para usar y disciplinado

En cuanto a los números, es famoso -incluso salió en la prensa- un ciudadano que nació el 7 de julio de 1918 (el año 7 de la Era Taisho) y cumplió 77 años el 7 de julio de 1995 (el 7 de la Era Heisei).