Un buscador ha encontrado cinco hachas de la Edad del Bronce en los bosques de Kociew en Polonia. El conservador provincial de monumentos históricos de Pomerania, Igor Strzok, declaró que este tesoro irá pronto al Museo Arqueológico de Gdansk.

La División Forestal de Starogard (Pomerania) informó en las redes sociales de que en los bosques de Kociewie, Denis Konkol, un apasionado buscador de huellas de la historia, encontró objetos de varios miles de años de antigüedad.

La información fue confirmada por el conservacionista provincial de Pomerania Igor Strzok. Aseguró que el hombre tenía los permisos pertinentes para llevar a cabo la búsqueda e informó al conservador tras encontrar los artefactos en el suelo.

La excavación de estos hallazgos se llevó a cabo bajo la supervisión arqueológica de nuestros colegas de la Oficina Provincial de Protección de Monumentos. Esto significa que hemos evitado cualquier posible destrucción del yacimiento, declaró Strzok.

Señaló que, en el caso de este tipo de descubrimientos, hay que buscar en un radio de hasta varias decenas de metros. En este caso, no había riesgo de que el valor científico de este hallazgo se viera mermado por la excavación de los objetos sin una comprobación adecuada de las inmediaciones, aseguró. Añadió que no se encontraron otros objetos en los alrededores del yacimiento.

El Jefe del Departamento de Monumentos Arqueológicos, Piotr Klimaszewski, subrayó que los objetos hallados por el prospector se encontraban a unos 20-30 centímetros bajo tierra. Era una pequeña fosa, bajo una capa de césped y humus, dijo.

Los objetos hallados eran cinco hachas que, según Strzok, podrían datar de la 2ª o 3ª Edad del Bronce, es decir, entre 1700 y 1300 a.C. Estos objetos eran bastante raros en estas tierras, explicó el conservador.

Según Klimaszewski, las hachas representaban probablemente un depósito. Es posible que tuvieran un carácter cultual, que representaran una ofrenda. Sin embargo, probablemente se trataba de un depósito relacionado con el comercio, dijo.

Añadió que podrían estar relacionados con el círculo de culturas bálticas, es decir, las zonas de la actual Lituania o el noreste de Polonia. Explicó que los hallazgos podrían describirse como hachas del tipo tautušiai.

Strzok subrayó que ya se habían encontrado hallazgos similares de la Edad del Bronce. Por regla general, se trataba de ejemplares únicos. Sin embargo, nunca se había encontrado un tesoro semejante. El último hallazgo de este tipo de arma o herramienta se descubrió hace unos 20 años en la región de Lublin, afirmó.

Subrayó que la mayoría de las veces se encontraban brazaletes o corazas en este tipo de yacimientos. En su opinión, los artefactos desenterrados en el bosque de Starogard son una sensación arqueológica. Aseguró que en los próximos días se llevarán al Museo Arqueológico de Gdańsk, donde serán examinados.

También explicó que para buscar los artefactos se necesita un permiso del conservador provincial de monumentos. La persona que desee emprender actividades de prospección debe presentar la correspondiente solicitud de permiso, adjuntando un programa de prospección con las coordenadas geodésicas o geográficas de la zona a prospectar. También es necesario el consentimiento del propietario de la zona donde se prevé realizar la prospección, declaró Igor Strzok.


Fuentes

Nauka w Polsce, Piotr Mirowicz | Nadleśnictwo Starogard


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.