Un detectorista de metales encontró en el municipio de St Nicholas y Bonvilston, en Gales, una ligula romana de plata, lo que se conoce comúnmente como una “cuchara de retrete”.

El hallazgo, que se produjo en junio de 2020, ha sido revelado ahora al ser declarado como Tesoro por las autoridades galesas, junto a otros objetos.

Inmediatamente tras realizarse el hallazgo se informó a Mark Lodwick, Coordinador del Plan de Antigüedades Portátiles de Gales (PAS Cymru). Evan Chapman, conservador jefe de arqueología del Museo Amgueddfa Cymru de Gales, identificó el tesoro e informó sobre él.

La pequeña cuchara de plata tiene un cuenco circular y un mango delgado y afilado. El mango y el cuenco de la cuchara eran rectos, pero se encontró doblada en dos partes.

Se han sugerido diversos usos para las ligulae romanas, como la extracción de cosméticos y perfumes de frascos de cuello largo y su aplicación en la cara o el cuerpo, la extracción y aplicación de medicamentos y su uso durante procedimientos médicos.

Las ligulae de plata, a diferencia de los ejemplos más comunes de aleación de cobre, se asocian con mayor frecuencia a estas aplicaciones médicas, posiblemente debido a las propiedades antimicrobianas de la plata.

Esta cuchara aporta valiosas pruebas arqueológicas de los conocimientos médicos y las prácticas de higiene personal en la Gran Bretaña occidental romana.

El Museo de Cowbridge y el Distrito ha expresado su interés en adquirir este hallazgo del Tesoro después de que haya sido valorado de forma independiente por el Comité de Valoración de Tesoros.

Otros hallazgos fueron declarados Tesoros al mismo tiempo por las autoridades, entre ellos un conjunto de piezas de la Edad del Bronce que incluye fragmentos de dos espadas y cinco hachas, dos de ellas decoradas, datadas en torno a 1000-800 a.C.

Según los especialistas este tesoro es inusual, ya que contiene fragmentos de dos espadas, una de las cuales es un fragmento de punta de hoja con estrías decorativas que se fabricó en el noroeste de Francia. Por lo tanto, este pequeño fragmento de espada forma parte de una historia mucho más amplia, que conecta a las personas que vivían en la comunidad de Pendoylan con las que vivían en el noroeste de Francia, hace unos 3.000 años.

Y también un anillo de plata dorada, probablemente de principios del siglo XVI, decorado con ocho paneles de cuentas divididos por bandas diagonales dispuestas en zig-zag.


Fuentes

Amgueddfa Cymru (Museo de Gales)


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.