Guía para viajar a Ámsterdam

La llegada del buen tiempo se ha hecho de rogar, pero aquí está. Con estos primeros rayos calientes de sol que bañan el mes de junio llega el verano de este año. Durante esta época muchas personas reservan sus vacaciones, ya sea en playa, montaña o ciudad. Existen muchos lugares económicos a los que poder viajar para despejarse durante unos días. En este artículo se aporta información útil para sar qué ver y qué hacer en Ámsterdam en 3 días.

Información práctica para saber antes de viajar
Países Bajos forma parte de la Unión Europea (UE), por lo que para viajar hasta allí, los ciudadanos españoles necesitarán tan solo su Documento Nacional de Identidad (DNI) o pasaporte, aunque éste último es totalmente prescindible. Por su parte, los extranjeros que tengan un permiso de residencia en España no tendrán que solicitar el visado para entrar en la capital holandesa, sino que les será suficiente con el pasaporte.

Si se desea alquilar un vehículo en Ámsterdam, será suficiente con llevar el carnet de conducir emitido en España, ya que éste autoriza a cualquier ciudadano a conducir en los países pertenecientes a la UE, siempre que el permiso esté en vigor.

La cobertura médica necesaria que un español necesita para viajar es la denominada Tarjeta Sanitaria Europea, con la cual tendría el derecho a recibir las mismas prestaciones sanitarias que los ciudadanos de los Países Bajos.

¿Qué ver en Amsterdam?

– El barrio Rojo de la capital holandesa es el más famoso de los 9 en los que se divide. Se trata de un vecindario popular por ser uno de los más liberales del mundo, debido a sus calles llenas de neones rojos entre los que se pueden encontrar fácilmente señares de prostitución como sexshops, numerosos espectáculos eróticos, clubs de streptease, Museo del Sexo… Además, la consumición de drogas allí es legal. Los famosos Coffee Shops son el hogar de muchos turistas que no pueden evitar la tentación de probar.
– El barrio Judio también es muy conocido por su relación con la Segunda Guerra Mundial. Allí se pueden encontrar: el Museo Histórico Judio, la Sinagoga Portuguesa de Ámsterdam y la casa del famoso pintor Rembrandt.
– En la plaza Dam, una de las más famosas de la ciudad, se encuentra el Palacio Real, que en el pasado fue utilizado como Ayuntamiento durante unos años.
– Una de las cosas más típicas y que, por lo tanto, mejor identifican a esta ciudad son las casas flotantes, unas 2500 viviendas que se encuentran amarradas a los canales. Las más lujosas se pueden encontrar en algunos de los barrios más céntricos como el Jordaan. Actualmente no existe más espacio para amarrar más casas de este tipo, por lo que la única manera posible de vivir en una de éstas sería a través de las que ya están.
– Holanda es también conocido como el país de los tulipanes. Por tanto, uno no se puede ir de Ámsterdam sin visitar el mercado de las flores, más conocido como Bloemenmarkt. Tiene más de 130 años de historia, en los cuales ha podido llenar de flores los hogares de muchos holandeses.