Categorías
Gadgets Libros

La evolución del Kindle


El Kindle de Amazon se ha convertido en el referente ineludible cuando hablamos de ereaders. Hay otras compañías que ofrecen muy buenos modelos, pero el rival a batir sigue siendo el dispositivo de Amazon.

El Amazon Kindle original se presentó en 2007. Tenía una pantalla de tinta electrónica de 6 pulgadas y apenas 250 megas de memoria interna (ampliables con tarjetas de memoria SD). Su precio de 400 dolares no fue obstáculo para que se agotaran todas las unidades en apenas unas horas. Durante meses Amazon sufrió para abastecer de stock al mercado debido a la enorme cantidad de pedidos recibidos. Un éxito rotundo.

Dos años después llegaba el Kindle 2. Esta vez con un diseño más agradable y marcando la línea que siguen los modelos actuales. La memoria interna crecía hasta los 2 GB, eliminando por el camino la posibilidad de usar tarjetas de memoria externas. El precio se rebajó hasta los 350 dolares. En Julio de 2009, unos meses después del lanzamiento, volvió a bajar hasta los 299 dolares. Y en Octubre de ese año (con vistas a la campaña de navidad) Amazon fijo el precio en 250 dolares.

La agresiva estrategia de precios de Amazon siempre ha sido una seña de identidad del Kindle. Y es que el negocio de Amazon no es vender ereaders, sino posicionarse como la principal tienda de ebooks mundial. Sus ingresos provienen de la venta de los libros digitales, no de los dispositivos de lectura.

Al mismo tiempo, al vender los Kindle practicamente a precio de coste los competidores tenían muy complicado competir con sus modelos de ereader a precio superior.

El Kindle DX llegó a mediados de 2009. La principal diferencia con respecto a los otros modelos era una pantalla notablemente más grande: 9,7 pulgadas. Es decir, el mismo tamaño que un iPad actual. El objetivo del DX era servir de entrada a los libros de texto y los periódicos al mundo ebook. Para ello contaba con un buen soporte para archivos en PDF. Con ese tamaño de pantalla no era necesario hacer zoom ni scroll en los PDF.

Pese a que el DX era el mejor ereader del momento, los datos de ventas no lo acompañaron. El principal obstáculo; el precio. Los 489 dolares que costaba eran demasiado sobretodo teniendo el Kindle de 6 pulgadas a 299 dolares.

En 2010 llegaría el Kindle 3, rompiendo el mercado con un precio de 139 dolares. También se reducían el tamaño y peso del Kindle, siendo mucho más cómodo de utilizar. La pantalla usaba un nuevo sistema de tinta electrónica que mejoraba notablemente el contraste.

A finales de 2011 llegaría el Kindle Touch y el «Nuevo Kindle». Touch fue el primer Kindle con pantalla táctil. Era fino, ligero, con un bonito diseño y encima a un precio de sólo 99 dolares. El otro modelo, sin pantalla táctil, se podía comprar desde 79 dolares.

En apenas 4 años el Kindle había sufrido una evolución espectacular, tanto en tamaño del dispositivo, en calidad de la pantalla, prestaciones y precio. De los 400 dolares del modelo original a los apenas 79 del nuevo.

En España nos perdimos gran parte de esta historia, ya que el Kindle no se vendía directamente en nuestro país. Fue en diciembre de 2011 cuando se comenzó a vender desde Amazon.es

A finales del pasado año llegaba la (de momento) última generación Kindle. Lo hacía con dos modelos, el Kindle «estandar» y el Kindle Paperwhite.

Paperwhite es el primer modelo que cuenta con iluminación incorporada en la pantalla. Este sistema da mayor claridad a la pantalla, y es perfecto para aquellos que quieren leer en la oscuridad.

El ereader de Amazon es un ejemplo perfecto del ritmo al que evoluciona la tecnología. En unos pocos años el Kindle ha pasado de ser un aparato feo, tosco y caro a un gadget muy ligero, con gran calidad y a un precio muy asequible.

¿Qué nos espera en los próximos años? Ya se habla de pantallas flexibles, sistemas de tinta electrónica a color… Lo cierto es que a día de hoy los ereaders son una opción excelente para los amantes de la lectura.

Más información: Paperwhite en Librista.es