Cuando las mujeres romanas donaban su pelo para las catapultas

Algarradas, balistas, catapultas, onagros, trabuquetes… Todas estas armas lanzadoras de proyectiles se utilizaron en la Antigüedad y continuaron vigentes después, en la Edad Media -algunas fueron creadas específicamente en ese período-, hasta que la difusión de la pólvora y la aparición de la artillería las dejó obsoletas. Tenían entre sí dos características en común: primero,…Seguir leyendoCuando las mujeres romanas donaban su pelo para las catapultas

El inaudito Museo del Pelo

Hoy en día hay prácticamente un museo para casi todo lo que uno pueda imaginar, por raro que sea. Y no me negarán que dedicar uno al pelo es de récord. De hecho, literalmente, puesto que está inscrito en el famoso Libro Guinness. El Museo del Pelo está en la ciudad de Avanos, en la…Seguir leyendoEl inaudito Museo del Pelo

Un rascacielos cubierto de pelo

Prácticamente no hay semana que no aparezca un proyecto arquitectónico cada vez más audaz y sorprendente. Los diseños parecen sacados de películas de ciencia ficción, no sólo en el diseño sino también en sus usos, basados ya en la sostenibilidad y la ecología de forma generalizada. Si encima se trata de rascacielos se consigue un…Seguir leyendoUn rascacielos cubierto de pelo