Categorías
Ciencia

Estudio afirma que la Tierra es resultado de la fusión de dos planetas


La Tierra es el resultado de la colisión y fusión de dos planetas, un choque violento que además dió origen a la Luna. Es lo que afirma un nuevo estudio publicado recientemente por científicos de la Universidad de California.

Hasta ahora la teoría más aceptada era que la Luna se había formado cuando un pequeño planeta llamado Tea colisionó con la Tierra, y un pequeño trozo de aquel se habría desgajado para convertirse en nuestra Luna.

Según el estudio, si eso hubiera sido así la Luna tendría una composición química distinta de la de la Tierra. Sin embargo, tras analizar rocas lunares recogidas por las misiones Apolo, los científicos han constatado que los isótopos de oxígeno lunares son exactamente iguales que los terrestres.

Esto significaría que la colisión entre Tea y la primera Tierra fue tan violenta que ambos planetas se fusionaron para formar uno nuevo.

Edward Young y su equipo

Según Edward Young, profesor de geoquímica y cosmoquímica, que dirigió el estudio en la Universidad de California Los Ángeles:

No vemos ninguna diferencia entre los isótopos de oxígeno de la Tierra y de la Luna, son indistinguibles. Tea se mezcló con la Tierra y está dispersado tanto por la Tierra como por la Luna. Esto explica por qué no vemos ninguna diferencia.

La colisión con Tea sucedió aproximadamente 100 millones de años después de que la Tierra se formase, hace unos 4.500 millones de años. Se piensa que esta colisión se produjo en un ángulo de 45 grados.

El análisis comparó siete rocas lunares con seis rocas volcánicas terrestres procedentes del manto de la Tierra, cinco de Hawai y otra de Arizona. La clave para reconstruir el impacto fue la huella química presente en los átomos de oxígeno de las rocas.

Tea, que no sobrevivió a la colisión, salvo por las partes que ahora se hallan incrustadas en la Tierra, era un planeta en proceso de crecimiento más o menos del tamaño actual de Marte, y se habría convertido en un planeta mayor de no haber ocurrido el evento.

El estudio se ha publicado en Science.