Extrae tu propio ADN en tres sencillos pasos

Extraer ADN de células es un proceso no relativamente complicado, e incluso no se necesitan productos ni material especial para hacerlo, sino que sirven productos como el jabón, que poseen las propiedades químicas adecuadas para la tarea.

Es lo que nos muestran en este video del programa Cracking Your Genetic Code. Cómo extraer tu propio ADN en tres sencillos pasos. En primer lugar recolectamos células de nuestra boca en una disolución de agua y sal. Luego añadimos jabón, lo que hace que las células se rompan liberando el ADN. Después mezclamos 100ml de alcohol isopropílico con 3 gotas de colorante alimentario y lo echamos en el recipiente del agua salada, con lo que se formará una fina capa en la superficie. Unos tres minutos después empezaran a formarse grumos y finas tiras blancas de ADN, que podemos extraer fácilmente.

Otra cosa ya sería analizarlo, para lo que inevitablemente hace falta un laboratorio.

(Vía Discover Magazine →)