El busto de Lenin mirando hacia Moscú en el lugar más remoto de la Antártida

Busto de Lenin en la Antártida / foto Cookson69 en Wikimedia Commons

Existen numerosos lugares remotos en el mundo, en el sentido de que llegar a ellos es particularmente difícil, o que su situación geográfica se encuentra a la mayor distancia desde, por ejemplo, la línea de costa. A esos puntos determinados por unas coordenadas concretas se los denomina polos de inaccesibilidad, y aquí ya hablamos hace tiempo del polo de inaccesibilidad del Pacífico, el Punto Nemo, considerado el lugar más alejado de tierra firme.

Cada continente y cada océano tienen su propio polo de inaccesibilidad. Incluso cada país tiene el suyo. El de España está situado en el municipio de Otero, cerca de Talavera de la Reina.

Polo de Inaccesibilidad de la Antártida / foto Newone en Wikimedia Commons

En el caso de la Antártida el polo de inaccesibilidad se sitúa en las coordenadas 82°58′S 54°40′E (con ligeras variaciones según diferentes organismos). Se encuentra a unos 3.718 metros sobre el nivel del mar, y es el punto del continente antártico más alejado del océano en cualquier dirección, y por tanto el más difícil de alcanzar. No coincide con el polo sur geográfico, del que le separan 878 kilómetros.

Habría que esperar hasta el 14 de diciembre de 1958 para que los primeros seres humanos pisaran por primera vez la zona. Lo consiguió la Tercera Expedición Antártica Soviética, dirigida por Yevgeny Tolstikov y compuesta de 445 hombres, que se desarrolló entre noviembre de 1957 y comienzos de 1959. Tan solo un pequeño equipo de 18 hombres alcanzó el polo de inaccesibilidad en un convoy de tractores antárticos, estableciendo una estación científica temporal, la base Polyus Nedostupnosti (Base Polo de Inaccesibilidad).

Tractores utilizados por la Tercera Expedición Antártica Soviética / foto N. Gvozdetsky

Se instaló una cabaña prefabricada con capacidad para 4 personas, una sala de radio y un cuarto para el generador eléctrico. El equipo acondicionó el terreno para crear una pequeña pista, en la que cuatro días más tarde aterrizó un Lisunov Li–2. El 26 de diciembre la base fue abandonada, después de recoger los datos de las observaciones meteorológicas, que revelaron que allí se da la temperatura media más fría del mundo a lo largo del año, con 58,2 grados centígrados bajo cero.

En la expedición participó el escritor y periodista estonio Juhan Smuul, que en 1960 publicó una crónica de la aventura titulada Antarctica Ahoy: The Ice Book. Entre los descubrimientos geográficos realizados por la expedición están las montañas Gamburtsev, Golitsyn y la llanura Schmidt.

La base y el busto en 1965 / foto Olav Orheim / Norwegian Polar Institute

Dos expediciones norteamericanas alcanzaron la base en 1965. Dos años más tarde, en 1967, llegó la 12ª Expedición Antártica Soviética, quienes colocaron en un busto de Lenin orientado en dirección a Moscú.

El busto está sobre un pedestal de madera colocado en el techo de la cabaña. Cuando el Equipo N2i del explorador británico Henry Cookson llegó al Polo de Inaccesibilidad, el 19 de enero de 2007, se encontró que toda la base estaba enterrada bajo la nieve, de la cual solo sobresalía apenas metro y medio el busto de Lenin.

El busto en 2008 / foto Stein Tronstad / Norwegian Polar Institute

El lugar fue declarado Sitio y Monumento Histórico por la Reunión Consultiva del Tratado Antártico en 1972. Esta lista de monumentos antárticos alcanza hoy en día el número de 92.

Fuentes: Aari.ru / Soviet Antarctic Expeditions 1955–1959 (PDF) / South Pole Station / Wikipedia.