La historia de Han van Meegeren, el falsificador que confesó para no ser acusado de colaboracionismo

En 1907 Adolf Hitler fue rechazado en las pruebas de acceso a la Academia de Bellas Artes de Viena, volviendo a suspender en un segundo intento al año siguiente y recibiendo el bienintencionado, aunque algo humillante, consejo del director de probar con la arquitectura. Como sabemos, el futuro de aquel joven artista fracasado iría por…Seguir leyendoLa historia de Han van Meegeren, el falsificador que confesó para no ser acusado de colaboracionismo