En un reciente artículo publicado en el American Journal of Archaeology, un grupo de investigadoras ha presentado un análisis innovador sobre las representaciones en la Columna de Trajano en Roma. El estudio, liderado por Elizabeth Wolfram Thill, Maryl B. Gensheimer y Elizabeth M. Greene, propone una revisión significativa en la identificación de ciertas figuras en los frisos de esta emblemática columna, desafiando la tradicional percepción de estas figuras como exclusivamente masculinas.

La Columna de Trajano, erigida en el año 113 d.C., es conocida por su detallada representación de las campañas y la victoria del emperador Trajano en las Guerras Dacias. Con una altura de 38 metros y un friso en espiral que narra estos eventos, esta columna ha sido objeto de estudio durante siglos, constituyendo una importante fuente de conocimientos acerca de la vida y las prácticas religiosas en el Imperio Romano.

Las investigadoras realizaron un análisis detallado de los ejemplos específicos de asistentes sacrificiales en la Columna de Trajano, encontrando que la identificación tradicional de algunas de las figuras como masculinas debe ser reconsiderada a favor de una identificación más demostrable como femeninas.

Columna de Trajano, Escena 53, detalle del grupo del altar. La figura de espaldas, en el centro-derecha puede ser una mujer
Columna de Trajano, Escena 53, detalle del grupo del altar. La figura de espaldas, en el centro-derecha puede ser una mujer. Crédito: Sovrintendenza Capitolina ai Beni Culturali / Museo della Civiltà Romana

Las figuras, que las autoras denominan Asistentes Sacrificiales Femeninas, se encuentran en varias escenas de la columna y presentan características que desafían las interpretaciones previas. En particular, se analiza la escena 86, donde se observa una figura femenina participando en un sacrificio. Esta figura, descrita como pequeña y con rasgos delicados, lleva una túnica suelta con mangas anchas y un peinado distintivo con ondas horizontales en la coronilla, similar a estilos femeninos de la época Antonina.

Otra escena clave es la número 99, que se desarrolla frente a un puente elaborado. En esta escena, la figura femenina destaca por su estatura diminuta y su falta de integración en el ritmo estructural de las figuras masculinas que la rodean. Esta representación refuerza la idea de que estas figuras femeninas no solo estaban presentes, sino que desempeñaban roles importantes en los rituales religiosos.

Según las investigadoras, Las figuras que aquí se investigan, seis asistentes al sacrificio de estatura relativamente baja con elaborados peinados femeninos, han sido pasadas por alto en la mayoría de los estudios previos, a pesar de su intrigante combinación de elementos. Esto es lamentable, ya que las figuras presentan una oportunidad única para explorar los papeles y las representaciones de género en la práctica religiosa romana y en la esfera militar. En estudios más amplios sobre el friso de la columna, las figuras suelen interpretarse como chicos jóvenes, una identificación que no se explica con detalle ni, en muchos casos, se discute.

Columna de Trajano, escena 86, sacrificio. La figura central de menor estatura ha sido identificada como femenina
Columna de Trajano, escena 86, sacrificio. La figura central de menor estatura ha sido identificada como femenina. Crédito: Sovrintendenza Capitolina ai Beni Culturali / Museo della Civiltà Romana

Esta interpretación tiene amplias implicaciones más allá del friso mismo, sugiriendo una presencia femenina significativa en los ritos del estado romano y en la vida del ejército, desafiando así las narrativas históricas predominantes que han minimizado el papel de las mujeres en estos contextos.

En última instancia, concluimos que el tipo figurativo de la sacrificadora femenina del friso de la Columna de Trajano estaba destinado a representar a mujeres jóvenes. El detalle iconográfico más crítico, el peinado, aboga por tal identificación, y el contexto narrativo -sea militar o civil- no contradice la semiótica visual. Para ser claros: estas figuras parecen mujeres jóvenes porque eso es lo que pretenden representar. Argumentar lo contrario es hacer una gimnasia mental en la que el equipo de producción del friso de columnas empleó claros marcadores del sexo opuesto en todo un tipo de figura (que se ve en al menos seis individuos variados), en contraste con la práctica habitual en el friso y en la inmensa mayoría del arte romano, concluyen las investigadoras.

Y se preguntan, por qué el equipo de producción del friso desarrolló la iconografía para subrayar con tanta precisión el género femenino de las figuras. Una explicación sencilla sería demostrar que la actividad militar en Dacia estaba tan bien controlada, tan bajo control, que incluso las mujeres jóvenes estaban a salvo en las líneas o justo detrás de ellas. Otra posibilidad es que las figuras estuvieran pensadas para enfatizar el servicio que sólo la élite podía prestar a las actividades religiosas de una comunidad militar, con niños de ambos sexos.

Columna de Trajano, Escena 99, escena del sacrificio con el puente del Danubio. La figura central de la imagen sería una mujer
Columna de Trajano, Escena 99, escena del sacrificio con el puente del Danubio. La figura central de la imagen sería una mujer. Crédito: Sovrintendenza Capitolina ai Beni Culturali / Museo della Civiltà Romana

Asimismo, las investigadoras reconocen la contribución de varios estudios previos y la asistencia de colegas italianos que facilitaron el acceso a imágenes y recursos. La investigación fue financiada en parte por el Programa de Cátedras de Investigación de Canadá, el Consejo de Investigación de Ciencias Sociales y Humanidades de Canadá y la Universidad de Western Ontario.


FUENTES

Elizabeth Wolfram Thill, Maryl B. Gensheimer, and Elizabeth M. Greene, Representations of Gender: Recognizing the Role of Feminine Sacrificial Attendants in the Column of Trajan Sacrifice Scenes. American Journal of Archaeology 2024 128:3, 309-339. doi.org/10.1086/730184


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.