Aunque de lejos pueda pasar por una obra antigua, una vez que uno se acerca se da cuenta de que la Fontana dei Libri es una obra moderna, pero perfectamente integrada en el conjunto de la ciudad de Roma. Situada en la Via degli Staderari, en el Rione Sant’Eustachio, fue diseñada por el arquitecto y escultor romano Pietro Lombardi y se inauguró en 1927, como parte de un proyecto del Ayuntamiento de Roma para embellecer la ciudad y conmemorar los antiguos barrios, conocidos como rioni.

La Fontana dei Libri se erige en el Palacio de la Sapienza, que fue la sede de la Universidad de Roma hasta 1935. La elección del diseño de Lombardi no fue al azar: reflejaba el carácter y la historia del rione, con cuatro libros en referencia clara a la Sapienza, de cuyos marcapáginas brota el agua simbolizando el flujo constante de conocimiento, que mana de la grandeza de los libros. Además conmemora el antiguo nombre de la calle en que se encuentra, la Vía dell’Università.

Entre los libros hay una cabeza de ciervo con una cruz entre los cuernos, que es el emblema del Rione Sant’Eustachio y alude a la leyenda de este santo, un soldado romano del siglo II. Según la tradición, Eustaquio, originalmente llamado Placidus (quizá el vencedor de los partos), era un soldado que perseguía cristianos en tiempos del emperador Trajano, y durante una cacería vio una cruz resplandeciente en la cornamenta del ciervo que estaba a punto de cazar.

Vista lateral de la Fontana dei Libri en Roma
Vista lateral de la Fontana dei Libri en Roma. Crédito: Kett~commonswiki / Dominio público / Wikimedia Commons

Inmediatamente se convirtió al cristianismo y se hizo bautizar con el nombre de Eustaquio (del griego Eustáchios, que da buenas espigas). la imagen del ciervo sobre fondo rojo se convirtió en símbolo de la identidad del rione.

En el tercio superior de la fuente, se encuentran cinco esferas de piedra que hacen referencia al escudo de armas del Papa León X, quien reorganizó la Universidad de Roma. Estas esferas también se asocian con la familia Médicis, ya que su palacio, el Palazzo Madama, se encuentra cerca de la fuente. Así, la Fontana dei Libri, a través de sus elementos escultóricos, teje una rica narrativa de la historia local, mezclando referencias académicas, religiosas y aristocráticas.

La fuente no solo se destaca por su diseño y simbolismo, sino también por un curioso error. Entre las ramas de las astas del ciervo se puede leer verticalmente el nombre del rione, Sant’Eustachio, y horizontalmente su número. Sin embargo, en un descuido histórico, el número tallado fue el VIII en lugar del IV correcto para este rione (algo que se corrigió en la última restauración).

Detalle frontal de la Fontana dei Libri
Detalle frontal de la Fontana dei Libri. Crédito: Castro Pretorio / Wikimedia Commons

La estructura de la fuente también lleva grabadas las letras SPQR, una abreviatura de «Senatus Populusque Romanus» (El Senado y el Pueblo Romano), un emblema que se encuentra en muchas propiedades de la ciudad de Roma y que evoca la grandeza de la antigua República Romana.

La Via degli Staderari, donde se sitúa la fuente, se extiende desde la Piazza Navona hasta el Panteón, dos de los sitios más icónicos de Roma, estableciendo así otra conexión con diferentes períodos de la historia y la cultura romana.

La construcción de esta fuente formaba parte de una iniciativa mayor del Ayuntamiento de Roma en la década de 1920 para reemplazar las antiguas fuentes de hierro, conocidas como «nasoni», que en ese momento se consideraban antiestéticas.

Detalle de la parte superior de la fuente
Detalle de la parte superior de la fuente. Crédito: ermakov / Flickr

En su lugar, se decidió crear nuevas fuentes que reflejaran la historia y el carácter de los rioni de Roma. Pietro Lombardi fue el arquitecto encargado de diseñar estas fuentes, y en cada una de ellas se inspiró en elementos distintivos del barrio correspondiente.



  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.