En el yacimiento tartésico de Casas del Turuñuelo, ubicado en Guareña, Badajoz, los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han realizado un descubrimiento significativo durante la VI Campaña de Excavaciones. Entre los diversos materiales recuperados, destaca una placa de pizarra de aproximadamente 20 centímetros, grabada en ambas caras con motivos geométricos y una escena de combate. Esta pieza, única en la arqueología peninsular, muestra a cuatro individuos identificados como guerreros debido a su vestimenta y armamento.

Los primeros indicios sugieren que esta placa podría haber servido como una herramienta para artesanos, ayudándoles a grabar motivos en piezas de oro, marfil o madera. La pieza proporciona valiosa información sobre los procesos artesanales en Tarteso, una cultura cuyos métodos de producción eran hasta ahora desconocidos.

Según Esther Rodríguez González, directora del proyecto junto a Sebastián Celestino Pérez, este hallazgo permite entender mejor la vestimenta, armamento y tocados de la época, gracias a los detalles minuciosos grabados en la pizarra. Además, complementa los descubrimientos de campañas anteriores, que documentaron rostros y detalles de la sociedad tartésica de los siglos VI-V a.C.

Tres figuras silueteadas digitalmente en la cara frontal de la placa
Tres figuras silueteadas digitalmente en la cara frontal de la placa. Crédito: E. Rodríguez / M. Luque / CSIC

Además del hallazgo de la placa de pizarra, los arqueólogos han identificado la ubicación de la puerta este del edificio. Situada en el centro de una fachada monumental de más de tres metros de altura, esta puerta conecta la Estancia de las gradas con un extenso patio pavimentado de pizarras y un pasillo empedrado. Este descubrimiento confirma que la entrada principal del edificio estaba en su extremo oriental y ofrece nuevas perspectivas sobre la organización espacial del monumento y sus funciones.

Los materiales arqueológicos recuperados en las estancias anexas a la puerta este sugieren que esta zona del edificio estaba destinada a la producción artesanal. Se han encontrado lotes de cerámica, herramientas de hierro, marfiles y pesas de telar en proceso de fabricación, evidenciando una activa producción textil en el enclave. Este hallazgo ya había sido insinuado por la documentación de fragmentos de tejidos de lino y lana en campañas anteriores.

El equipo de investigación, encabezado por el Instituto de Arqueología de Mérida (IAM), se centrará en estudiar los restos recuperados, incluyendo los relieves de las caras y los marfiles.

Vista aérea del yacimiento de Casas del Turuñuelo
Vista aérea del yacimiento de Casas del Turuñuelo Crédito: Esther Rodríguez González et al.

En la próxima campaña, planean delimitar las áreas de producción, que parecen extenderse a lo largo del lado oriental del yacimiento. También se propondrán abrir las habitaciones que flanquean el espacio principal para definir mejor la funcionalidad del edificio.

El yacimiento de Casas del Turuñuelo forma parte del proyecto «Construyendo Tarteso», financiado por la Agencia Estatal de Investigación dentro del Plan Estatal I+D+i del MICIU. El objetivo principal del proyecto es caracterizar la cultura material tartésica mediante el análisis arquitectónico de grandes edificios de adobe excavados en las últimas décadas e integrar la arquitectura como un elemento clave del territorio.

Casas del Turuñuelo, localizado en la comarca de las Vegas Altas del Guadiana, es un sitio arqueológico singular debido a su excelente estado de conservación. Desde el inicio de las excavaciones en 2015, el equipo de IAM ha documentado técnicas constructivas y soluciones arquitectónicas inéditas en otros yacimientos tartésicos. Este proyecto, iniciado en el año 2000, busca promover la investigación científica del patrimonio arqueológico, desde el ámbito regional de Extremadura hasta el internacional.



  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.