Recientemente, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha descubierto vestigios arqueológicos a las orillas de la isla de Janitzio, en el estado de Michoacán en México, que consisten en una serie de materiales de gran valor histórico y cultural.

El descubrimiento más notable hasta el momento es una tepari (lancha tradicional) que mide 14,80 metros de largo. Esta embarcación se encontró hundida con su carga, principalmente leña, que se presume era transportada desde Erongarícuaro hacia la isla de Janitzio. Este hallazgo se produjo a principios de mayo de 2024 y ha sido considerado de gran importancia debido a las dimensiones de la lancha y su estado de conservación.

Ante la magnitud del descubrimiento, el INAH y las autoridades de Janitzio han puesto en marcha diversas estrategias para la conservación de los materiales hallados. Estas estrategias incluyen trabajos de rescate arqueológico y la investigación de los vestigios encontrados. Además, se ha contado con el apoyo de la Secretaría de Medio Ambiente del Gobierno del Estado de Michoacán para llevar a cabo estos esfuerzos.

Tepari, o lancha tradicional, encontrada en Michoacán
Tepari, o lancha tradicional, encontrada en Michoacán Crédito: CINAH Michoacán

Entre los materiales recuperados también hay una notable colección de huesos humanos trabajados, principalmente fémures, que se distinguen por su excelente estado de conservación. También se han hallado numerosos objetos de cerámica y piedra que se cree fueron arrojados al lago durante la época prehispánica como ofrendas. Estos hallazgos aportan valiosa información sobre las prácticas culturales y rituales de las antiguas civilizaciones que habitaron la región.

En conjunto con la comunidad de Janitzio, se están llevando a cabo tareas de conservación de los materiales arqueológicos muebles, así como de otras tepari que se han identificado. Se tiene la perspectiva de crear un museo comunitario en la isla de Janitzio, lo cual permitiría a los habitantes y visitantes conocer más sobre la rica historia de la región.

El INAH ha estado trabajando continuamente con las comunidades asentadas en la ribera del lago de Pátzcuaro para fomentar una cultura de conservación del patrimonio cultural. Se hace un llamado a los pobladores de esta región para que reporten cualquier hallazgo al Centro INAH Michoacán, con el objetivo de proteger y preservar estos valiosos vestigios.

La creación de un museo comunitario en Janitzio no solo beneficiará a la comunidad en términos de turismo y educación, sino que también servirá como un recordatorio constante de la importancia de la conservación del patrimonio cultural. Este proyecto podría convertirse en un modelo a seguir para otras comunidades en México que buscan preservar y compartir su patrimonio histórico.



  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.