Las recientes excavaciones en el complejo del edificio de la Insula I 14, 1/11–14 en Pompeya han revelado evidencia de un taller de fabricación de esteras. El equipo del Proyecto Pompeya I.14, una colaboración entre la Universidad de Tulane y el Parco Archeologico di Pompei, ha estado excavando sistemáticamente esta zona desde el 2022, desvelando las diferentes fases de desarrollo de este sector de la antigua ciudad.

Los hallazgos más destacados provienen de las Zonas D y E del complejo, donde se han encontrado restos bien preservados de esteras de junco, así como instalaciones relacionadas con su producción, como una gran batea poco profunda y un sistema de drenaje.

Estos descubrimientos sugieren que, en los años previos a la erupción del Vesubio en el 79 d.C., parte de este edificio se dedicaba a la elaboración de esteras, probablemente en conexión con un taller de fabricación de esteras ya conocido en el edificio contiguo, la Insula I 14, 2.

Restos de  de olivas, higos, huesos de aves domésticas y una colección de pequeños pasteles redondos horneados con semillas de adormidera
Restos de de olivas, higos, huesos de aves domésticas y una colección de pequeños pasteles redondos horneados con semillas de adormidera. Crédito: Parco archeologico di Pompei

Además de estos hallazgos, las excavaciones han permitido reconstruir la evolución de este sector de Pompeya a lo largo del tiempo. Los orígenes del área se remontan a la Edad de Bronce italiana, con evidencias de actividad humana anterior a la urbanización de la zona en el siglo II a.C.

A mediados del siglo I a.C., gran parte de la Insula I 14, 1/11–14 se dedicaba al comercio, incluyendo un restaurante con espacios de comida al estilo de las élites.

Los investigadores consideran que la producción de esteras pudo haberse realizado en paralelo a las actividades comerciales y de restauración documentadas en el complejo.

El material estaba laminado, con al menos tres capas presentes, dispuestas en ángulo recto entre sí. Inmediatamente por encima del depósito orgánico, la cara inferior de la capa inferior de mortero conservaba moldes de tallos entrecruzados en un patrón de espiga en el centro de la habitación y en bandas lineales a lo largo de los bordes, lo que indica una estera o esteras tejidas
El material estaba laminado, con al menos tres capas presentes, dispuestas en ángulo recto entre sí. Inmediatamente por encima del depósito orgánico, la cara inferior de la capa inferior de mortero conservaba moldes de tallos entrecruzados en un patrón de espiga en el centro de la habitación y en bandas lineales a lo largo de los bordes, lo que indica una estera o esteras tejidas. Crédito: Parco archeologico di Pompei

Sin embargo, aún se desconoce si estos emprendimientos se llevaron a cabo de forma simultánea o por temporadas, o incluso en fases históricas completamente separadas.

Lo que sí parece claro es la estrecha relación entre este edificio y el taller de fabricación de esteras conocido en la Insula I 14, 2.

Estos hallazgos, aún en proceso de estudio, prometen arrojar nueva luz sobre la diversidad de actividades económicas y artesanales que tenían lugar en Pompeya justo antes de su trágico final.



  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.