Utilizado hasta hace pocas décadas para separar la paja del grano en muchos países mediterráneos, de Turquía a España, el trineo de trilla habría aparecido en Grecia ya en el año 6500 a.C.

Así lo afirma un reciente estudio realizado por un equipo internacional de investigadores, dirigido por la Universidad de Pisa, que aplicando métodos analíticos avanzados a las industrias de sílex, incluida la microscopía confocal, han podido rastrear la temprana adopción de esta tecnología y la adaptación de lo que puede considerarse entre las primeras máquinas agrícolas de Europa.

La investigación, llevada a cabo en el marco de varios proyectos de investigación financiados por la Unión Europea, Italia y España y dirigida por la Universidad de Pisa, en colaboración con el CSIC en España y la Universidad Aristóteles de Salónica, se anticipa así en al menos 3.000 años a los registros anteriores de dicha tecnología en Europa, aportando nuevos conocimientos sobre las innovaciones tecnológicas de las sociedades neolíticas.

Un trineo de trilla
Un trineo de trilla. Crédito: Università di Pisa

Llevamos años trabajando para reconstruir las rutas y los mecanismos de difusión de la agricultura desde Oriente Próximo al resto del Mediterráneo, explica el profesor Niccolò Mazzucco, de la Universidad de Pisa, investigador principal del trabajo, descubrir los procesos de innovación tecnológica y cómo se introdujeron las nuevas máquinas es fundamental para reconstruir los sistemas tecnológicos del pasado.

El uso del trineo de trilla, también conocido por el término romano tribulum, permitió aumentar considerablemente la cantidad de grano procesado y acelerar su elaboración. En el pasado, se creía que esta innovación estaba vinculada al nacimiento de los primeros estados, pero nuestro estudio demuestra que su primer uso es mucho más antiguo.

En los últimos años -añade Mazzucco- han aparecido cada vez más pruebas de que los primeros animales domesticados no sólo se utilizaban como fuente de alimento, sino también como mano de obra. Y los trineos de trilla forman parte de un proceso más amplio de innovación tecnológica que implicaba el uso de animales en este sentido. El análisis detallado de los hallazgos arqueológicos y el uso de metodologías avanzadas añaden así un capítulo crucial a la historia del desarrollo agrícola, y subrayan cómo el Neolítico fue un periodo de importantes avances tecnológicos.

Identificación de posibles trillos a partir de patrones de desgaste macroscópico y microscópico
Identificación de posibles trillos a partir de patrones de desgaste macroscópico y microscópico. Crédito: N.Mazzuco et al.

Todo esto, concluye el investigador, nos permite ahora enmarcar mejor la dinámica de desarrollo de las primeras sociedades agrícolas europeas, comprender cómo se produjo la difusión de las tecnologías agrícolas y evaluar su impacto en la estructura social y la economía de la época.

Los resultados del estudio coordinado por la Universidad de Pisa, presentados en el último número de la revista Journal of Archaeological Science: Reports, demuestran así que el sector agrícola fue un campo de innovación tecnológica desde la prehistoria y plantean importantes interrogantes sobre la transmisión de conocimientos tecnológicos entre las distintas regiones del Mediterráneo.

Lo que hasta hace unas décadas se consideraba una innovación tardía se demuestra ahora que es, de hecho, una práctica que ha existido desde las primeras etapas neolíticas en Europa.


Fuentes

Universidad de Pisa | N. Mazzuco, J.J. Ibáñez, et al., Use-wear evidence for the use of threshing sledges in Neolithic Greece. Journal of Archaeological Science: Reports, vol.56, june 2024, 104579. doi.org/10.1016/j.jasrep.2024.104579


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.