Según un estudio publicado en la revista de libre acceso PLOS ONE por Dean R. Lomax, de la Universidad de Bristol y la Universidad de Manchester (Reino Unido), y sus colegas, una especie de ictiosaurio recientemente descubierto es probablemente la mayor especie de reptil marino jamás descrita formalmente.

En los últimos años, Lomax y su equipo de investigación descubrieron y reunieron fragmentos individuales de una mandíbula de ictiosaurio de la Formación Westbury Mudstone de Somerset (Reino Unido). El nuevo hueso era similar en tamaño y forma a otra mandíbula recogida en la misma formación rocosa a sólo unos kilómetros de distancia, y los investigadores creen ahora que estas dos mandíbulas pertenecen a una especie no descrita anteriormente de ictiosaurio, un grupo de reptiles enormes que vivían en el océano en la era de los dinosaurios.

Por la longitud de estos huesos, la nueva especie, denominada Ichthyotitan severnensis, podría haber medido nada menos que 25 metros, es decir, el doble que un autobús urbano. Sin embargo, dado que la descripción de la nueva especie se basa únicamente en fragmentos óseos limitados, los autores del estudio subrayan que se necesitan más pruebas paleontológicas para confirmar el tamaño probable de I. severnensis.

El holotipo de Ichthyotitan severnensis gen. et sp. nov., un espécimen recién recogido (BRSMG Cg3178) que comprende un surangular derecho muy grande, pero incompleto
El holotipo de Ichthyotitan severnensis gen. et sp. nov., un espécimen recién recogido (BRSMG Cg3178) que comprende un surangular derecho muy grande, pero incompleto. Crédito: Dean R. Lomax et al. / PLOS ONE

Los ictiosaurios, muchos de ellos parecidos a los delfines actuales, evolucionaron por primera vez a principios del Triásico, hace unos 250 millones de años. En unos pocos millones de años, algunos ictiosaurios habían evolucionado hasta alcanzar al menos 15 metros de longitud, y en el Triásico Superior (hace unos 200 millones de años), los ictiosaurios más grandes habían evolucionado, incluido el recientemente descrito I. severnensis.

Sin embargo, este reinado no duró necesariamente mucho. Aunque algunas especies de ictiosaurios siguieron vagando por los océanos durante millones de años, se cree que estos “ictiosaurios gigantes” se extinguieron durante la extinción del Triásico-Jurásico hace 200 millones de años, y este grupo único de reptiles marinos nunca volvió a alcanzar un tamaño tan gigantesco.

El Dr. Dean Lomax añade: En 2018, mi equipo (incluido Paul de la Salle) estudió y describió la mandíbula gigante de Paul y esperábamos que algún día saliera a la luz otra. Este nuevo espécimen está más completo, mejor conservado y muestra que ahora tenemos dos de estos huesos gigantes (llamados surangular) que tienen una forma y estructura únicas. Es bastante sorprendente pensar que ictiosaurios gigantescos, del tamaño de una ballena azul, nadaban en los océanos alrededor de lo que era el Reino Unido durante el Periodo Triásico. Estas mandíbulas son una prueba tentadora de que tal vez algún día se encuentre un cráneo o esqueleto completo de uno de estos gigantes. Nunca se sabe.


Fuentes

Public Library of Science | Lomax DR, de la Salle P, Perillo M, Reynolds J, Reynolds R, Waldron JF (2024) The last giants: New evidence for giant Late Triassic (Rhaetian) ichthyosaurs from the UK. PLoS ONE 19(4): e0300289. doi.org/10.1371/journal.pone.0300289


  • Comparte este artículo:

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.