Cerca de Magdeburgo se está acondicionando una zona industrial para el fabricante estadounidense de chips Intel. Los arqueólogos de la Oficina Estatal de Gestión del Patrimonio y Arqueología de Sajonia-Anhalt (LDA) llevan investigando la zona desde 2023. Los trabajos concluirán en abril de 2024, meses antes de que comience la construcción de las dos primeras plantas de semiconductores. Las investigaciones han vuelto a arrojar resultados espectaculares.

El gran parque industrial de 300 hectáreas también incluye parcialmente una pequeña colina, conocida como Eulenberg. Aunque no es especialmente alta, divide el paisaje de Börde, por lo demás de relieve relativamente bajo, cuyos fértiles suelos de loess y tierra negra fueron un factor importante para el asentamiento ya durante el Neolítico temprano. La zona examinada en la actualidad resultó ser un paisaje funerario y ritual muy complejo y utilizado durante mucho tiempo.

Durante la cultura de Baalberg (4100-3600 a.C.), en el Neolítico medio, se construyeron dos grandes cámaras funerarias trapezoidales de madera, de 20 y 30 metros de longitud, a sólo 200 m de distancia una de otra. Sin duda, ambas estaban cubiertas de mucha tierra; probablemente, los túmulos dominaban el paisaje.

El pasillo intermedio fue probablemente una ruta de procesión unos mil años más tarde, durante el periodo de la Cultura de las Ánforas Globulares (3300-2800 a.C.). A lo largo de este camino se sacrificaban y enterraban parejas de reses jóvenes de 2-3 años.

En un caso, la tumba de un hombre de 35 a 40 años se excavó delante de los enterramientos de ganado, creando la imagen de un carro con conductor o un arado tirado por ganado, orquestaciones que ya se conocen de otros enterramientos más antiguos y contemporáneos. Simbolizan que con el ganado se ofrecía a los dioses la posesión más importante, la seguridad del propio sustento.

Alrededor de 1.000 años más tarde, una zanja empalizada que aún tenía 50 cm de ancho retomó el curso de la antigua ruta de la procesión e incluyó deliberadamente el mayor de los dos túmulos en el gran paisaje funerario de aproximadamente 3 hectáreas.

Pasó por encima de los enterramientos de ganado, pero no los destruyó. Además, se descubrieron varios túmulos de la cultura de la Cerámica Cordada (alrededor de 2800-2050 a.C.) con diámetros de unos 10 m a unos 600 m de distancia.

La coherencia en el uso ritual de esta parte del Eulenberg es asombrosa, y el análisis posterior de los hallazgos promete revelaciones aún más interesantes.


Fuentes

Landesamt für Denkmalpflege und Archäologie Sachsen-Anhalt


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.