Los científicos han resuelto por primera vez la misteriosa ausencia de dunas en forma de estrella en la historia geológica de la Tierra, datando una de hace miles de años.

El estudio realizado por académicos de las universidades de Aberystwyth, Birkbeck y UCL es el primero en datar cuánto tardó en formarse una duna estrellada y examinar su estructura interna.

Las dunas estrelladas son enormes dunas de arena que deben su nombre a los brazos que se extienden desde un pico central. Estas pirámides de arena, que parecen estrellas vistas desde arriba, están muy extendidas en los desiertos modernos, incluidos los mares de arena de África, Arabia, China y Norteamérica.

La investigación revela que las partes más antiguas de la base de la duna marroquí tienen 13.000 años. Sin embargo, el descubrimiento de que se había formado rápidamente en los últimos mil años sorprendió a los científicos, que pensaban que las dunas más grandes eran mucho más antiguas.

Se cree que las dunas estelares son las más altas de la Tierra (una de ellas, en el desierto chino de Badain Jaran, alcanza los 300 metros de altura) y también se encuentran en otros lugares del sistema solar, como Marte y Titán, la luna de Saturno.

A pesar de ser comunes hoy en día, casi nunca se han encontrado dunas estelares en el registro geológico. Su ausencia ha desconcertado a los científicos, ya que los desiertos del pasado forman parte de la historia de la Tierra y se conservan en rocas del subsuelo.

El nuevo estudio, publicado en la revista Scientific Reports, data en hace unos 13.000 años los cimientos de una duna estrellada del sureste de Marruecos conocida como Lala Lallia, que significa «punto sagrado más alto» en lengua bereber.

La duna se encuentra en la zona de Erg Chebbi del desierto del Sáhara, cerca de la frontera con Argelia, una zona que ha aparecido en series de televisión como Héroes del SAS y en películas taquilleras como La Momia y Sáhara.

La investigación demuestra que la pirámide de arena alcanzó sus actuales 100 metros de altura y 700 metros de anchura debido a su rápido crecimiento en los últimos mil años, a medida que se desplazaba lentamente hacia el oeste.

El profesor Geoff Duller, del Departamento de Geografía y Ciencias de la Tierra de la Universidad de Aberystwyth, declaró: Esta investigación es realmente el caso de la duna de arena desaparecida: había sido un misterio por qué no podíamos verlas en el registro geológico. Ahora, gracias a las nuevas tecnologías, podemos empezar a descubrir sus secretos.

Estos hallazgos probablemente sorprenderán a mucha gente, ya que podemos ver lo rápido que se formó esta enorme duna y que se desplaza por el desierto a una velocidad de unos 50 cm al año. Estas fantásticas dunas estelares son una de las maravillas naturales del mundo.

El profesor Charlie Bristow, de Birkbeck y UCL, añadió: La utilización de un radar de penetración en el suelo para observar el interior de esta duna estrellada nos ha permitido mostrar cómo se forman estas inmensas dunas y desarrollar un nuevo modelo para que los geólogos sepan mejor qué buscar en el registro rocoso para identificar estas asombrosas características del desierto.

La investigación de los científicos sugiere que la duna estelar se formó aproximadamente al mismo tiempo que el Dryas Reciente, un periodo de enfriamiento abrupto en la historia de la Tierra. También revela que la duna dejó de crecer durante un periodo de 8.000 años.

La cerámica hallada en el yacimiento también sugiere condiciones más húmedas, quizá un monzón ampliado, que estabilizaron la duna antes del inicio de una gran sequía.

El estudio utilizó técnicas de datación por luminiscencia desarrolladas en la Universidad de Aberystwyth para descubrir la última vez que los minerales de la arena estuvieron expuestos a la luz solar y determinar así su antigüedad.

El profesor Duller, de la Universidad de Aberystwyth, añadió: Es todo un privilegio pensar que las técnicas de datación por luminiscencia desarrolladas aquí en Aberystwyth están desvelando algunos de los secretos de los climas más difíciles del mundo. Nos están dando una visión de la geología que podría tener implicaciones más amplias, incluidos los depósitos geológicos que se utilizan para los recursos hídricos y el almacenamiento de carbono.

El último descubrimiento del profesor Duller utiliza la misma técnica de datación luminiscente que él empleó para descubrir la estructura de madera más antigua del mundo, investigación publicada en la revista Nature el año pasado.


Fuentes

Aberystwyth University | Bristow, C.S., Duller, G.A.T. Structure and chronology of a star dune at Erg Chebbi, Morocco, reveals why star dunes are rarely recognised in the rock record. Sci Rep 14, 4464 (2024). doi.org/10.1038/s41598-024-53485-3


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.