El zumo de tomate puede matar la Salmonella Typhi y otras bacterias que pueden dañar la salud digestiva y del tracto urinario de las personas, según una investigación publicada esta semana en Microbiology Spectrum, revista de la Sociedad Americana de Microbiología. La Salmonella Typhi es un patógeno mortal específico del ser humano que causa la fiebre tifoidea.

Nuestro principal objetivo en este estudio era averiguar si el tomate y el zumo de tomate pueden matar patógenos entéricos, incluida la Salmonella Typhi, y, en caso afirmativo, qué cualidades tienen que hacen que funcionen, afirma el investigador principal del estudio, el doctor Jeongmin Song, profesor asociado del Departamento de Microbiología e Inmunología de la Universidad de Cornell.

En primer lugar, los investigadores comprobaron en experimentos de laboratorio si el zumo de tomate mata realmente la Salmonella Typhi. Una vez que comprobaron que sí, el equipo examinó el genoma del tomate para encontrar los péptidos antimicrobianos implicados.

Los péptidos antimicrobianos son proteínas muy pequeñas que alteran la membrana bacteriana que las mantiene como organismos intactos. Los investigadores eligieron 4 posibles péptidos antimicrobianos y comprobaron su eficacia contra la Salmonella Typhi. Esto les ayudó a encontrar 2 péptidos antimicrobianos eficaces contra la Salmonella Typhi.

El equipo de investigación realizó más pruebas con variantes de Salmonella Typhi que aparecen en lugares donde la enfermedad es frecuente. También hicieron un estudio informático para saber más sobre cómo los péptidos antibacterianos matan la Salmonella Typhi y otros patógenos entéricos. Por último, analizaron la eficacia del zumo de tomate contra otros patógenos entéricos que pueden dañar la salud digestiva y del tracto urinario.

El descubrimiento más significativo es que el zumo de tomate es eficaz para eliminar la Salmonella Typhi, sus variantes hipervirulentas y otras bacterias que pueden dañar la salud del tracto digestivo y urinario de las personas. En concreto, 2 péptidos antimicrobianos pueden eliminar estos patógenos al alterar la membrana bacteriana, una capa protectora que rodea al patógeno.

Nuestra investigación demuestra que el tomate y el zumo de tomate pueden eliminar bacterias entéricas como la Salmonela, afirma Song. Los investigadores dijeron que esperan que cuando el público en general, sobre todo los niños y adolescentes, conozcan el resultado del estudio, quieran comer y beber más tomates, así como otras frutas y verduras, porque aportan beneficios antibacterianos naturales a los consumidores.


Fuentes

American Society for Microbiology | Ryan S. Kwon, Gi Young Lee, et al., Antimicrobial properties of tomato juice and peptides against typhoidal Salmonella. Microbiology Spectrum, doi.org/10.1128/spectrum.03102-23


  • Comparte este artículo:

Descubre más desde La Brújula Verde

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.