Una pieza romana excepcionalmente rara de la colección de los Museos Nacionales de Escocia ha sido minuciosamente reconstruida a partir de docenas de fragmentos. Se trata de un guardabrazo de latón que data de mediados del siglo II, y que podrá verse íntegro por primera vez en casi 2.000 años cuando se preste al Museo Británico para la gran exposición Legión: la vida en el ejército romano el mes que viene.

Los conservadores de Edimburgo pasaron semanas reconstruyendo el guardabrazo, que es el ejemplo más intacto de su clase y uno de los tres únicos que se conocen de todo el Imperio Romano. La armadura fue descubierta en más de 100 piezas en el emplazamiento del fuerte Trimontium, cerca de Melrose, en 1906. Se encuentra en muy buen estado, con restos de correas de cuero todavía unidas al metal.

Los fragmentos llevan más de un siglo en la colección de los Museos Nacionales de Escocia. La parte superior ha estado expuesta en el Museo Nacional de Escocia durante 25 años, la inferior se prestó al Museo Trimontium y docenas de fragmentos se guardaron en el Centro de Colecciones de los Museos Nacionales. Ahora se han reunido y ensamblado por primera vez, ofreciendo una visión de la vida de un legionario en la Escocia romana. Tras la exposición en el Museo Británico, el guardabrazo se expondrá de forma permanente en el Museo Nacional de Escocia.

El Dr. Fraser Hunter, Conservador Principal de Arqueología Prehistórica y Romana de los Museos Nacionales de Escocia, declaró:

Se trata de un objeto increíblemente raro, y es estupendo que esta exposición nos haya dado la oportunidad de reconstruirlo. La transformación es asombrosa. Ahora que lo hemos reconstruido, podemos imaginarnos al legionario que lo llevaba. Era a la vez un símbolo de protección y de estatus: el latón era caro y habría brillado como el oro en el brazo de su espada. Ofrece una vívida conexión con este importante periodo en el que Escocia se asentaba en la frontera norte del Imperio Romano.

Bethan Bryan, Conservadora Adjunta de Artefactos de los Museos Nacionales de Escocia, declaró:

Ha sido un privilegio trabajar en una pieza tan extraordinaria de la historia de Escocia. El tratamiento de este antiguo rompecabezas exigió una cuidadosa consideración y era importante asegurarse de que podíamos exponer la pieza de la forma más parecida posible a como habría sido hace 2000 años. Estoy encantado de que ahora el público pueda contemplarlo desde una nueva perspectiva y de que se haya conservado para disfrute de las generaciones venideras.

El protector de brazo se extiende desde el hombro y termina en un fino cuadrado de metal que habría protegido la mano del portador, un diseño que podría haberse inspirado en el equipo que llevaban los gladiadores que luchaban en la arena. En un principio, los expertos creyeron que se trataba de una coraza, y más tarde se pensó que era la protección de los muslos de un soldado de caballería. Sólo en los últimos años se ha llegado a comprender su verdadera función.

Legión: la vida en el ejército romano (del 1 de febrero al 23 de junio de 2024) es una nueva gran exposición en el Museo Británico que examinará la realidad de la vida cotidiana dentro de una de las fuerzas de combate de élite de todos los tiempos.

Richard Abdy, conservador de monedas romanas y de la Edad de Hierro del Museo Británico, ha declarado:

Es un espléndido privilegio estrenar el manguito acorazado de los Museos Nacionales de Escocia para la exposición del Museo Británico. El guardabrazo flexible es una pieza icónica del equipo de los gladiadores romanos, por lo que es inusual verlo también como protección del brazo de la espada de los soldados romanos.

Su exhibición, junto con la clásica armadura segmentaria de los legionarios, es impresionante. Esta última también deriva posiblemente del equipo de los gladiadores, e incluso se piensa que el régimen de entrenamiento para el anfiteatro inspiró originalmente el entrenamiento de combate del ejército romano en vías de profesionalización.

La imagen de los soldados romanos y la de los gladiadores se unen apropiadamente en un solo artefacto, dos vertientes características del lado oscuro de la civilización romana que han fascinado durante mucho tiempo la imaginación del público.

A través de préstamos y exposiciones itinerantes, los Museos Nacionales de Escocia se comprometen a acercar la Colección Nacional a nuevos públicos de Escocia, el Reino Unido y el resto del mundo, y a hacerles partícipes de la historia de Escocia.


Fuentes

National Museums Scotland


  • Comparte este artículo:

Loading...

Something went wrong. Please refresh the page and/or try again.